Ovación

Reacción mundial contra el racismo en el fútbol

La imagen del brasileño Dani Alves comiéndose la banana que le tiraron desde la tribuna de Villarreal disparó la campaña.

Martes 29 de Abril de 2014

La imagen del lateral Dani Alves, de Barcelona, comiéndose la banana que le arrojaron desde la tribuna en el estadio de Villarreal dio la vuelta al mundo. Esa fue la reacción del brasileño ante un gesto de racismo que ya se ha producido en varias oportunidades en el mundo del fútbol. Y paradójicamente fue el disparador de una campaña mundial contra la discriminación. Esta tuvo una adhesión total, tanto por parte de grandes personalidades como de personas vinculadas al fútbol.

"Hay que tomárselo así. No vamos a cambiar, llevo once años con la misma cosa en España. Hay que reírse de estos retrasados", manifestó Alves tras el partido. Inmediatamente surgió una lluvia de muestras de solidaridad y apoyo a la actitud asumida por el defensor brasileño. Entre ellas se destacan las de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el mandamás de la Fifa, Joseph Blatter. Además de una campaña de grandes referentes del fútbol mundial que subieron fotos a las redes sociales comiendo una banana, como el Kun Agüero junto a la goleadora brasileña Marta, entre otros.

A través de su cuenta en Twitter, Rousseff sostuvo que la actitud de Alves fue "una respuesta osada y fuerte al racismo en el deporte".

También destacó la reacción de Neymar, quien colgó en la red social Instagram una fotografía comiéndose un plátano, acompañado por su hijo. Y acompañó la imagen con la frase "Somos todos monos". Además, el delantero señaló que "todos tenemos el mismo origen" y que "nada nos distingue, salvo nuestra tolerancia hacia el otro". También lanzó la campaña "#somostodosmacacos".

Por último, la mandataria recordó que el Mundial de fútbol que se iniciará el 12 de junio en Brasil fue designado como "la Copa contra el racismo". Vamos a demostrar que nuestra fuerza, en el fútbol y en la vida, viene de nuestra diversidad étnica y que nos enorgullecemos de ella.

El mundo del fútbol se hizo eco de la campaña que inició el atacante brasileño. Pero también se sumaron políticos, artistas y otras grandes personalidades. Aunque lo más relevante del lanzamiento resultó que miles de usuarios de las redes sociales se sumaron a esta campaña subiendo fotografías suyas comiendo bananas. De esta manera, todo se convirtió en un repudio mundial hacia el racismo.

Villarreal expulsó al hincha que cometió la agresión

Villarreal decidió sacarle el carnet de socio y prohibirle “de por vida” el ingreso al estadio El Madrigal al hincha que le lanzó la banana a Alves, de Barcelona, como acto discriminatorio. El club rechazó “el incidente” e informó que gracias a las “fuerzas de seguridad” y de la “colaboración” del público presente se lo localizó y se tomó esa determinación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario