Ovación

Racing es una máquina de hacer goles: le ganó 6 a 3 a Rafaela

Los de Avellaneda empezaron perdiendo pero llegó la tromba en ataque con tantos de Acuña, Licha López (en dos oportunidades), Nico Sánchez, Bou y Facundo Pereyra.

Lunes 21 de Marzo de 2016

Con muchísimo peso en ofensiva para generar juego y también aprovechar las ventajas que dio el rival, Racing goleó esta noche 6 a 3 a Atlético de Rafaela en el estadio Nuevo Monumental y no le pierde pisada a Lanús, líder de la zona 2, al finalizar la octava fecha del torneo de Primera División.

El local se adelantó en el marcador con un gol de Federico Anselmo, al minuto de juego de la primera etapa, pero La Academia dio vuelta la historia con tantos de Marcos Acuña, de tiro libre, y de Lisandro López, de cabeza, a los 8 y 13 minutos respectivamente.

No obstante, nuevamente Anselmo, este vez de cabeza y a los 21 minutos del mismo período, señaló el empate.

En el complemento, Racing redondeó la goleada a través de Nicolás Sánchez, Lisandro López y Gustavo Bou, quienes marcaron a los 4, 8 y 19 minutos respectivamente, mientras que el ingresado Facundo Parra descontó para Rafaela a los 36.

La frutilla del postre la puso Facundo Pereyra, a los 41 minutos, luego de un contraataque donde aprovechó la superioridad numérica.

Racing mostró por momentos lapsos de buen fútbol e hizo valer la jerarquía de sus futbolistas para quedarse con una clara victoria a pesar que cuando lo atacaron no lució sólido en defensa.

A los 30 segundos del primer tiempo, Rafaela marcó con su actitud que estaba dispuesto a ser protagonista o al menos a intentar serlo.

Gabriel Morales colocó un centro y Mathías Abero intentó cabecear un balón, lo golpeó con la espalda y la pelota se fue por arriba del travesaño.

Enseguida, otra vez Morales habilitó a un compañero, pero el balón terminó dentro del arco: su pase en cortada encontró a Anselmo para que le gane en el mano a mano a Vittor y fusile a Saja.

No obstante, Racing no sintió el gol tempranero y, a pura efectividad, revirtió la historia en dos situaciones.

Primero con un tiro libre de Marcos Acuña y luego con un cabezazo de Lisandro López, tras un buen desborde y centro de Ricardo Noir.

La Academia, como en varios encuentros desde que comenzó la temporada, se mostró temible a la hora de atacar y endeble en defensa.

Así quedó expuesto cuando luego de un córner, Anselmo cabeceó con mucha facilidad, sin siquiera tener que saltar, en la puerta del área chica para empatar.

A partir de ahí, se vio lo mejor de Racing en ofensiva, donde mostró una interesante variedad de argumentos futbolísticos.

Es que tuvo buenas proyecciones de Grimi y Pillud, Acuña rompía bien por izquierda y Noir hacía lo propio por derecha o bien por todo el frente de ataque, ya que por momentos no tenía posición fija.

Con esta fórmula, dos jugadas que casi terminan en gol: en la primera, Grimi cabeceó un balón y el rechazo de Abero dio en un palo, mientras que en la otra el propio Grimi desbordó por izquierda y la volea de Noir dio en el travesaño.

En el complemento, Racing resolvió a pura efectividad el encuentro en los primeros minutos y luego soportó los embates del local.

Casi desde el vestuario, Nicolás Sánchez marcó de carambola: quiso tirar un centro y su tiro se le metió de manera magistral en el segundo palo a Werner.

Además de su potencia ofensiva, una de las diferencias entre los equipos fue la presencia de Saja, clave para taparle lo que pudo haber sido un nuevo empate a Anselmo.

A partir de ahí, la Academia ganó por demolición con un nuevo tanto de Licha López y Gustavo Bou.

Sin ideas claras pero con mucho amor propio, Rafaela se volcó decididamente en ataque y quedó muy expuesto en defensa.

No obstante, a excepción del descuento de Parra, volvió a chocar otra vez con Saja y, encima, Racing lo remató de contra con un tanto del ingresado Pereyra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario