Ovación

Racing dio la sorpresa en Liniers y detuvo el avance arrollador de Vélez

Racing, que no ganaba en Liniers desde el Apertura 2002, abandonó el fondo de la tabla de posiciones, mientras que El Fortín quedó con 20 puntos, a un punto de Colón.

Sábado 05 de Abril de 2014

Racing, que no ganaba en Liniers desde el Apertura 2002, abandonó el fondo de la tabla de posiciones al totalizar 12 puntos; mientras que Vélez, que hacía diez encuentros que no perdía de local, se quedó con 20 unidades, a una de Colón, que hoy cayó frente a Lanús, de visitante, por 1 a 0.

El desarrollo del primer tiempo fue pobre porque a los dos equipos les costó mucho hacer pie en una cancha muy pesada por la lluvia que cayó durante el día en Capital Federal.

Así, primó la lucha y la marca sobre el juego y el fútbol, y casi no hubo situaciones de gol frente a los arcos.

En ese contexto, se lucieron Franco Zuculini, de Racing, y Lucas Romero, de Vélez, los dos volantes centrales que fueron seguidos de cerca por el entrenador del seleccionado argentino, Alejandro Sabella, quien estuvo en el estadio José Amalfitani de Liniers.

Y a la vez hubo escasa participación de Mauro Zárate, el goleador del torneo, y de Lucas Pratto, su compañero de ataque, en el equipo local, que jugó con su clásico 4-4-2.

Por su parte, Racing, que empleó un 5-3-2 flexible, tampoco tuvo demasiado juego en su dupla ofensiva: Gabriel Hauche y Valentín Viola.

En síntesis, la primera etapa fue muy aburrida, más allá de alguna llegada del equipo visitante en el inicio del partido y otra de Vélez sobre el final de la misma.

En el segundo período, el equipo de Oscar Flores se adelantó unos metros, presionó más arriba, y asumió, definitivamente, el protagonismo del juego.

Así, Pratto estrelló un remate en el palo derecho (4m.), después Agustín Allione hizo lucir a Sebastián Saja (9m.), y más tarde Zárate estuvo cerca con un taco (16m.).

Vélez volcó su juego por la derecha y sacó muchas ventajas, hasta que Reinaldo Merlo mandó a la cancha a Yonathan Cabral por Ibáñez y cerró su lateral izquierdo.

El equipo local buscó una y otra vez, pero equivocó los caminos, tal vez fruto del cansancio; mientras que el conjunto de Avellaneda se replegó y aguantó para quedarse con un punto muy valioso.

Pero "Mostaza" Merlo también acertó con los ingresos de Vietto y Luciano Aued.

Es que Racing, que hacía siete cotejos que no ganaba de visitante, se encontró, sobre el final, con un precioso gol del delantero (tercero en el torneo), tras un exquisito taco del volante y dejó sin punta a Vélez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario