Ovación

Racing dejó el corazón y luchó hasta el final pero se quedó sin Copa Libertadores

Guaraní clasificó a semifinales tras ganar 1-0 en la ida. La Academia jugó 45 minutos con diez por la expulsión de Saja. Ibáñez atajó el penal y los de Avellaneda arañaron la hazaña.

Jueves 28 de Mayo de 2015

Racing quedó eliminado esta noche tras de la Copa Libertadores tras igualar 0 a 0 ante Guaraní de Paraguay, que se clasificó para las semifinales del certamen, en donde se medirá con River.

El triunfo obtenido por el conjunto paraguayo en el partido de ida por 1 a 0, en Asunción, le sirvió para hacer valer el empate como visitante y pasar de fase.

Racing jugó todo el segundo tiempo con un hombre menos, por la expulsión del arquero Sebastián Saja, en tanto que su reemplazante Nelson Ibáñez le atajó un penal a Julián Benítez, sobre el final de la etapa inicial.

River y Guaraní se medirán cuando se reanude la competencia, tras la Copa América de Chile, y el primer partido será en el estadio Monumental, para definir luego en Asunción.

La otra llave de semifinal la componen Tigres de México e Internacional de Porto Alegre.

Racing comenzó apretando en el mediocampo, con Videla, pero con salidas rápidas de los costados, tanto por Acuña como por Camacho, y a los 8 Bou tuvo una chance inmejorable ante Aguilar, pero el arquero paraguayo le ahogó el grito de gol.

El equipo paraguayo le regaló la iniciativa a Racing e intentó hacer correr el reloj, para que de esa manera la ventaja conseguida en Asunción se vaya acrecentando.

Con una muy buena predisposición en el mediocampo, con tranquilidad y sin nerviosismo, Guaraní mostró sus argumentos cada vez que Bartomeus y Contreras se hicieron del balón.

A su vez, Racing tuvo mucha movilidad en Milito y Bou, para así coordinar acciones con Camacho, aunque la experiencia de Julio César Cáceres en el fondo guaraní, se hizo fuerte.

A los 25 Camacho casi abre el marcador, cuando el córner de Pillud lo conectó de cabeza, y el balón se fue cerca del poste izquierdo de Aguilar.

El emblema de Racing, Diego Milito, probó con un remate desde afuera del área, y el arquero Aguilar sacó al córner, y dos minutos más tarde fue Aued el que probó los reflejos del “1”, quien volvió a evitar la caída de su valla.

Para el segundo tiempo Racing salió decidido a jugarse el todo por el todo, pese a que tenía un hombre menos y el esfuerzo se multiplicó, ante un Guaraní que se abloqueló bien en defensa y apostó al contragolpe.

El arquero Aguilar fue vital para mantener el cero en su valla, cuando sacó primero un remate de Milito y luego en dos ocasiones a Bou.

La capacidad de Bartomeus y Palau para dominar el mediocampo, y los tiempos, fueron vitales para salir de contra y dejar en varias ocasiones a Santander de cara a Ibáñez.

El arquero mendocino fue importante para evitar el gol en su arco, primero ante un disparo de Benítez y luego con uno de Santander, algo que dejó en evidencia que Racing se esforzó y se quedó sin tiempo.

Los minutos se consumieron con un Guaraní dominador de la situación y jugando con la desesperación de Racing que fue puro corazón, con su gente alentando y no pudo quebrar la resistencia de un conjunto paraguayo que tiene argumentos y sabe lo que quiere.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS