Ovación

"Que vengan a jugar"

El arquero rosarino Mario Santilli juega en Deportivo La Guaira y cuenta cómo vive la crisis venezolana por estos días.

Miércoles 08 de Mayo de 2019

Por vivir en Venezuela desde hace dos años, el arquero rosarino Mario Santilli que hoy juega en Deportivo La Guaira ya sumó varios modismos a su cotidianidad. A los amigos les dice “pana”, cuando le hacen un gol cuenta que se enoja y se pone “arrecho” y confiesa que ama las tortillas “arepas” tanto como al mate. Todo esto se lo comenta a Ovación a pesar de que desde hace una semana una revuelta política y social tiene en vilo al planeta. Un levantamiento opositor al gobierno de Nicolás Maduro llamó a movilizarse. Se trató de una reacción liderada por quien se proclamó presidente interino, Juan Guaidó, apoyado por los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump y también por Mauricio Macri, entre otros. Sin embargo el jugador se mostró tranquilo. “Cuando me dijeron de venir a jugar a este país dudé, pero vine. Y a pesar de la crisis, les diría a los jugadors que lo estén pensando que vengan a jugar. Estoy en Caracas, donde las cosas no están mal como en otros lugares de Venezuela”.

   Las movilizaciones y disturbios se dieron en días en que Argentino Juniors debía jugar contra Estudiantes de Mérida, por la vuelta de la primera fase de la Copa Sudamericana, un partido que se reprogramó polémicamente para mañana (ver aparte).

   Santilli le da este testimonio a este diario pero reconoce, con honestidad, que su análisis es limitado. “Los jugadores de fútbol no somos los mejores analistas de estos momentos de crisis, a veces vivimos en una burbuja, nos enteramos más de lo que pasa por lo que hablo con mis familiares por teléfono que por lo que veo acá”, dijo el arquero de 34 años que hizo sus primera atajadas en Central Córdoba, para luego calzarse los guantes en clubes de Chile, Paraguay, Bolivia, volvió a Argentina para jugar en Chaco For Ever y se fue a jugar a Venezuela: pasó por Mineros de Guayana y ahora desde hace seis meses está en la naranja.

   Para el arquero, el año y medio en Puerto Ordaz fue muy distinto al que vive en la capital venezolana. “Allá estaba todo muy venido abajo, costaba conseguir alimentos y medicación. El país entero tiene problemas de agua y luz y eso nos afecta socialmente a todos pero acá no estamos tan mal. Nos cuidan, el miércoles terminamos unos minutos antes la práctica pero eso no fue algo grave”, dijo el jugador.

   El actual arquero de La Guaira nació en Rosario pero toda su familia vive en Villa Gobernador Gálvez. “Cuando mi representante me propuso venir a jugar a Venezuela, le pedí consejos al Cabezón López (Javier), un amigo que jugó conmigo en el charrúa, me dio buenas referencias del club y de cómo se manejaban los dirigentes y vine. Sí me dio recaudos de seguridad, pero ni más ni menos que los que tomamos en Argentina. Y si me preguntaran hoy a mí diría lo mismo: sólo recomendaría que se traigan yerba, acá no se consigue. Acá no estamos mal: vivimos en un buen departamento, con seguridad, en el club nos cuidan y nos ofrecen todo para estar bien. Los planteles de fútbol no la pasamos mal. Claro que tratamos de estar pendientes de lo que pasa y nos comunicamos siempre con la familia”.

   La Guaira está entre los ocho mejores equipos del torneo de primera de Venezuela.

“Faltan tres fechas y estamos clasificados”, dijo Santilli, quien tiene fe en el equipo. Si sale campeón jugará la Libertadores, si sale subcampeón obtendrá una plaza para la Sudamericana.

“Venezuela creció mucho en fútbol. Hay buen nivel y no dudo que en poco tiempo este país pueda ser parte del Mundial”, aseguró.

El Bicho va por la revancha a Mérida

El partido que se suspendió la semana pasada entre Argentinos Juniors y Estudiantes de Mérida, por la vuelta de la primera fase de la Copa Sudamericana, se jugará hoy a las 17. El estadio anfitrión será el Metropolitano de Mérida y se verá por DirecTV Sports y ESPN 2.

Volver a jugar el partido generó polémica por parte del club y algunos jugadores que mostraron su descontento. Argentinos hizo público un informe en el que aseguró que había desembolsado más de 200 mil dólares por el partido frustrado. Y el delantero del Bicho Damián Batallini expresó en las redes: “Es algo de no creer, nos mandan de nuevo a Venezuela sabiendo el riesgo que corremos, no están las condiciones para jugar en ese país, ahora entiendo cuando dicen el fútbol es de vida o muerte, una verguenza de verdad”.

En el duelo de ida disputado en La Paternal, Argentinos se impuso por 2 a 0, ahora está a un paso de avanzar a la siguiente ronda. Un gol del Bicho obligaría a Mérida a anotar 4 para pasar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});