Clásico rosarino

¡Qué han hecho con el clásico!

¡Qué han hecho con el clásico rosarino! Haberlo mandado a la cancha de Arsenal, sin público y un día laborable como el jueves 1º de noviembre, a las 15.30, es lo mismo que tirarlo a la basura.

Martes 23 de Octubre de 2018

¡Qué han hecho con el clásico rosarino! Haberlo mandado a la cancha de Arsenal, sin público y un día laborable como el jueves 1º de noviembre, a las 15.30, es lo mismo que tirarlo a la basura. Los organizadores de la Copa Argentina, con la anuencia de la AFA y la responsabilidad de autoridades, hinchas y también periodistas, lo hicieron un bollo y lo mandaron al tacho. Realmente todo terminó en un trapicheo deprimente para el futbolero rosarino. Pensar que hasta hace unos años con un partido entre Central y Newell's se detenía el mundo y ahora pasará casi desapercibido. La mayoría de la gente está confundida. Con tantas idas y vueltas, con confirmaciones y desmentidas, no sabe ni dónde, cuándo y a qué hora se jugará. Encima se disputará en una cancha del ascenso y de las peores que existen. Hasta el ruido ensordecedor de los trenes que serpentean por los alrededores del estadio Julio Humberto Grondona invita a la desolación. Como si eso no fuera suficiente para ser tan desmoralizador, los hinchas canallas y leprosos interrumpirán la rutina laboral para convocarse en los bares de la ciudad y a esta altura ya no hay que explicarle a ningún rosarino cómo suelen terminar las gastadas. Para colmo, indefectiblemente un equipo disfrutará de la clasificación en la mismísima cara de su rival. La verdad, después de tantas habladurías y regateos, hasta en el horario le erraron. Hubiera sido mejor jugarlo de noche y bien tarde. Para que la gente que gane festeje y la que pierde sólo tenga fuerzas para irse a dormir. Pero no, con mayor o menor culpabilidad, todos aportaron para desactivarlo. Hasta dejar que el partido se lo llevaran a otra parte. No se juega en La Quiaca o en un campito de Formosa porque es más barato hacerlo en Sarandí. La AFA lo hubiera organizado sin ningún miramiento en alguna canchita perdida de un lugar recóndito del país. Hasta Bauza tiró una idea superadora. Sugirió hacerlo con gente en el Monumento a la Bandera. Pobre clásico. ¡Qué han hecho con él! Los rosarinos dejaron que los porteños se lo quitaran y se lo llevaran a cualquier parte.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});