Ovación

Pumas cayeron peleando ante All Blacks

El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, ofreció hoy una digna resistencia en la derrota con el actual campeón del mundo, Nueva Zelanda, por 21-5, sufrida de visitante en la ciudad de Wellington, por la tercera fecha del Rugby Championship.

Domingo 09 de Septiembre de 2012

El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, ofreció hoy una digna resistencia en la derrota con el actual campeón del mundo, Nueva Zelanda, por 21-5, sufrida de visitante en la ciudad de Wellington, por la tercera fecha del Rugby Championship.

En el Westpac Stadium, ante unos 30 mil espectadores, los argentinos rindieron otra prueba para su graduación en el selecto círculo de las potencias del hemisferio sur con un primer tiempo jugado de igual a igual, que terminó con una desventaja de apenas un punto (6-5).

Los Pumas soportaron la presión de los All Blacks en la parte inicial hasta que en los minutos finales sucumbió por los tries de Julian Savea y Cory Jane, que aseguraron para los neocelandeses la tercera victoria consecutiva en el torneo.

Argentina cumplirá su cuarta presentación el sábado próximo ante los Wallabies de Australia desde las 7.05 en el Skilled Park Stadium de Gold Coast. Un nuevo ejercicio para el crecimiento.

Cumplidas tres fechas, Nueva Zelanda encabeza las posiciones con 12 puntos, Sudáfrica lo sigue con 7, Australia suma 4 en el tercer puesto y Argentina cierra con 2.

Los Pumas, que perdieron 19 de 20 partidos jugados ante los All Blacks —el restante fue empate—, logró sus puntos en Wellington con un try de Rodrigo Roncero.

Los locales, además de apoyar dos veces en el ingoal rival, sumaron con cuatro penales y una conversión de Aaron Cruden.

A puro tackle y con mucho amor propio, Los Pumas soportaron los embates de los campeones del mundo con una carga de dramatismo por la lluvia y el viento en contra que también fueron rivales durante el primer tiempo.

Desde los 12 hasta los 24 minutos, Argentina estuvo en ventaja por 5-3 hasta que una infracción que permitió a Cruden anotar un penal que puso el marcador 6-5 para los hombres de negro.

De haber tenido mayor precisión para el traslado, Los Pumas hubieran logrado más puntos en Wellington y, acaso, acercarse a un resultado histórico.

Sin dudas, el mérito mayor del equipo de Phelan fue la defensa, en pasajes impenetrable, pero con un lógico desgaste que le entregó a Nueva Zelanda los espacios necesarias para desnivelar en el final.

Los All Blacks intensificaron su agresividad en ese período y, con absoluto dominio territorial, aguardaron con paciencia el momento para la estocada.

Así, a los 25 minutos del complemento, Savea emprendió una corrida hasta la línea y poco después Jane apoyó como corolario de una gran combinación colectiva.

En resumen, más allá del resultado, Los Pumas volvieron a mostrar un excelente juego defensivo basado en el tackle y en la garra para jugar de igual a igual frente a los campeones del mundo.

Las fallas más significativas estuvieron en el line (perdieron cuatro) y la gran cantidad de penales cometidos (nueve en el primer tiempo y cuatro en el segundo).

Los Pumas, en sus tres presentaciones en el Rugby Championship, sufrieron dos derrotas y un empate, pero demostraron estar a la altura de las circunstancias para dar batalla en la elite del rugby mundial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS