Ovación

Prigioni acepta la realidad: "Ya no somos la potencia que éramos"

"Es momento de trabajar más que nunca para tratar de volver a ser más competitivos", sostuvo el base que milita en los New York Knicks.

Domingo 07 de Septiembre de 2014

Pablo Prigioni admitió hoy que la realidad del baloncesto argentino no es la del pasado y aventuró un “proceso de cambio” tras la eliminación en octavos de final del Mundial tras la derrota por 85-65 ante Brasil.

“Esta es nuestra realidad hoy, no tenemos el potencial de otros años, no tenemos que quejarnos, éste es el lugar que nos toca ocupar hoy”, reconoció Prigioni, de 37 años, sobre el fin de la Generación Dorada, que no había bajado del quinto puesto en los seis últimos grandes torneos (tres Mundiales y tres Juegos) y que fue campeona olímpica en 2004 y subcampeona del mundo en 2002.

“Nos falta potencial, no tenemos el potencial de otros torneos”, añadió.

“Es momento de trabajar más que nunca para tratar de volver a ser más competitivos, no te digo ganar Mundiales, porque lleva mucho tiempo, pero sí competir más. Es una reflexión que debemos hacer todos a partir de ahora”, dijo el base de los New York Knicks en la NBA.

“Este torneo nos ha costado competir con rivales como Grecia, Croacia, Brasil, rivales a los que solíamos ganar”, agregó Prigioni, que no quiso decir si el Mundial será el último con el equipo nacional. “Jugué este torneo como si fuera el último, no puedo decir que sea el último porque no lo sé. Es una sensación única jugar con esta camiseta, no soy capaz de sentir nada igual jugando con otra camiseta”, señaló.

“Ya no somos la potencia que éramos. Desde ese punto, a empezar a trabajar mejor y esperar a que jugadores tomen un poco la posta y se vea una generación nueva. Es la realidad, ya no es suficiente con lo que hemos tenido en este torneo, viene un poceso de cambio”, señaló.

Pese a la crisis de jugadores, Prigioni no quiere recurrir a las nacionalizaciones. “Prefiero ocupar este puesto sin nacionalizar jugadores ni ese tipo de cosas. Si nos toca esta realidad vamos a vivir hasta que los jugadores del futuro vengan, puedan crecer y competir en estos torneos. Pero no me gusta nacionalizar a uno para seguir siendo competitivos, no creo que sea la esencia de la selección”.

Sobre la derrota ante Brasil, destacó que el equipo aguantó medio tiempo. “No tuvimos quizás el potencial necesario para competir con ellos. Hicimos una gran primera parte, rozando nuestro techo. No lo pudimos tener otros 20 minutos y una vez que abrieron el marcador jugaron un poco a placer”, afirmó Prigioni, que lideró con 15 puntos la buena primera mitad de Argentina, que se fue al descanso por delante en el marcador 36-33.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario