Ovación

Potencia de arranque: el reinicio del torneo encontró un Central con buenos resultados

Sin derrotas, los puntos que dejó en el camino de local los ganó jugando afuera. ¿Aspectos a mejorar? Unos cuantos, pero siempre podrán ser pulidos con los resultados como sostén.

Lunes 10 de Agosto de 2015

Si Central goza hoy de un buen presente futbolístico es indudablemente por varias razones. Aquel arranque arrollador con cinco triunfos consecutivos que puso al equipo en boca de todos está en medio de esos argumentos a los que el Canalla supo darles vida. Tras el receso, Coudet y sus jugadores trabajaron para realizar algo similar. Y hasta aquí vienen cumpliendo. Está claro que no con la misma trascendencia, pero sí con resultados que se enmarcan en otro buen inicio de competencia, con todo lo que ello implica. Hasta aquí hubo 8 puntos sobre 12 en juego. Una marca para nada despreciable. ¿Aspectos a mejorar? Unos cuantos, pero siempre podrán ser pulidos con los resultados como sostén.

Un solo partido perdido (ante River) habla a las claras de un comportamiento futbolístico uniforme. Y lógicamente hay segmentaciones que pueden hacerse y a partir de las cuales realizar distintos análisis. De hecho nunca más pudo lograr una marca similar a aquella cinco victorias en cadena, pero poder mantenerse derecho en la ruta de los resultados es un mérito con todas las letras.

"Haremos una gran segunda vuelta", le dijo el Chacho Coudet a Ovación semanas antes del reinicio del torneo. En estos cuatro primeros partidos hay una reafirmación de lo que en su momento sonaba más a un anhelo que a una simple percepción.

En el medio cabe el razonamiento de que está la obligación de dar un poco más. A eso se refirió Marco Ruben, cuando, también en medio del receso, admitió que Central debía hacer "una segunda vuelta casi perfecta". Amparándose en los números, el salto de calidad todavía sigue pendiente, pero lo hecho hasta aquí sirvió para no perderles pisada a los de arriba. Es que después del partido contra Independiente (15ª fecha), el Canalla estaba a cuatro puntos de la cima, la misma distancia que tiene hoy con los líderes San Lorenzo y Boca.

No haber perdido en estas cuatro fechas es un dato que revitaliza, amén de que la sensación de que se pudo hacer (y hasta merecer) algo más también forme parte del semblante. Se trata de la mitad del vaso llena y la mitad del vaso vacío. Ni más ni menos que la misma figura que le cabe al análisis del comportamiento que el equipo muestra jugando de visitante y en condición de local.

Todo aquello que le cuesta en el Gigante de Arroyito es lo que cosecha con un alto rinde cada vez que le toca viajar. Es lógico que se tome como una cuenta pendiente mejorar la performance en casa. De hecho las grandes campañas suelen forjarse de local. Ahora, mientras gane de visitante, como lo hizo frente a Aldosivi y Newell's, siempre habrá buenas bases y mayores posibilidades para el crecimiento.

Un largo trayecto es el que tiene Central (lo mismo corre para Boca, San Lorenzo, River, sólo por citar a los mejores posicionados) todavía tiene por delante. Este arranque en el reinicio de la competencia no tiene la misma fortaleza (desde los números y si se quiere hasta desde el juego en sí) de aquel otro. Igual se enmarca en un alto grado de solvencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario