Ovación

¿Por qué sí? ¿Por qué ni?

Leo Fernández no contaba con todo el respaldo, pero se ganó el lugar con resultados y obligó a ser ratificado. Garfagnoli, si quiere permanecer, tendrá que lograr victorias. La única manera de sostenerse.

Viernes 23 de Febrero de 2018

Leo Fernández en Central: ¿por qué sí?

Central apostó, más allá de las dudas, con Leo Fernández y el resultado es satisfactorio. La dirigencia también desactivó un ola de críticas con Paolo Montero al frente del equipo con el cambio de entrenador. Cuando el uruguayo dio el paso al costado recurrió al DT de la reserva para cubrir el espacio para llegar al final del torneo mientras analizaba diferentes apellidos. Los buenos resultados y, sobre todo, la victoria en el clásico obligó a la CD a ratificarlo en el cargo a regañadientes y sin un total convencimiento. La gente incidió también en la determinación más allá del recelo y las dudas dirigenciales, sobre todo en un año electoral en el que habrá muchas cosas en juego. Y en una etapa en la que no hay demasiado espacio para las equivocaciones porque para mantener contenta a la gente hacen falta buenos resultados. Hay otras cuestiones muy valiosas en la vida institucional, pero lo deportivo en la máxima categoría es lo que importa para la gran mayoría de los hinchas.

Leo Fernández obligó con triunfos a ser elegido. Le gente dio el visto bueno también e incidió en la elección del conductor, que hasta el momento ha demostrado con victorias y sumatoria de puntos que no fue equivocada. El respaldo del plantel jugó un papel importante también en este caso, un detalle para nada menor cuando llega a la máxima categoría para dirigir la primera un ex jugador sin tanto recorrido o con un nombre pesado. Más allá de que cualquier apellido, por más figura o ídolo que sea, si no se hace amigo del señor resultado tarde o temprano termina siendo eyectado del cargo.

La dirigencia casi siempre mostró sus dudas al apostar por un técnico sin experiencia en primera. No es lo mismo dirigir y conseguir títulos en la reserva o en cualquier división menor que tomar el mando a nivel superior. Es que ahí no hay espacio para las derrotas. Ni paciencia. Sólo importan los buenos resultados. Y gracias a la obtención de los mismos, Fernández está marcando su camino y haciéndose un nombre importante en esta divisional.

¿Por qué sí Leo? Principalmente porque bajo su mando Central obtuvo victorias y el plantel se mostró cómodo.


Fabián Garfagnoli en Newell's: ¿por qué ni?

La elección del entrenador de Newell's es la prioridad, aunque la dirigencia maneja los tiempos por el momento sin premura. Porque pretende esperar y ver qué puede suceder el lunes con la presentación del equipo de la mano de Fabián Garfagnoli. No hay una necesidad imperiosa de cerrar con un DT de todos los que se mencionan, al menos hasta que se juegue el encuentro con Temperley. Es que si al DT de las inferiores le va bien no sería descabellado que los dirigentes lo conserven en el cargo. Todo depende de los resultados y la sensación de la cancha. Y en esto no se tienen en cuenta demasiado las bondades y/o cualidades del entrenador, que en realidad hoy es el que conoce a la perfección no sólo los pibes que están en primera sino lo que vienen asomando desde abajo. Otro que venga de afuera (salvo Osella) como Quinteros, Torrente y Giovagnoli tendrían que ponerse en órbita para saber del material con el que cuentan. Ese sería el aspecto positivo en la elección de un hombre de la casa y, sobre todo, a bajo costo. O, al menos, con menor erogación de dinero que otros. Y esto es muy bien visto por el juez y el órgano fiduciario, que cuentan cada moneda que ingresa al club con mucho detenimiento.

Como en toda determinación importante hay cuestiones negativas y de suma importancia. Tienen que ver con los riesgos y que pondrían en jaque a los directivos. Llop ya fue despedido a pedido de la gente y ese era el paraguas que tenía la CD. Ahora la mirada plena está puesta en las decisiones que adopten. Las últimas apuestas con técnicos de la cantera no fueron del todo buenas, salvo una parte con Alfredo Berti. Después Raggio y Bernardi no terminaron bien. Ni siquiera con el ex capitán, ídolo y con espalda importante dentro del mundo leproso. Ni siquiera eso le alcanzó para sostenerse en el cargo.

En el medio de todo esto hay que recordar la participación de la Lepra en la Sudamericana. Un aspecto a tener en cuenta porque no sería lo mismo hacerlo con un DT con recorrido y experiencia que con otro que da sus primeros pasos. La decisión no es nada sencilla, todo lo contrario. Por eso existe una enorme encrucijada por sí o por no. Por el momento, habría una apuesta inicial por un encuentro y después se verá.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario