Ovación

Por primera vez la lepra jugará contra su ídolo y goleador

Fútbol

Domingo 26 de Noviembre de 2017

A cualquier simpatizante de Newell's le cuesta observar a Ignacio Scocco con la camiseta de River Plate. Por lo tanto, será una sensación extraña, difícil, tenerlo esta tarde del otro lado. El ex goleador y doble campeón rojinegro enfrentará por primera vez al club en el que construyó una carrera formidable y se ganó el cariño de todos. La nostalgia estará a flor de piel en el hincha leproso. Y más de uno recordará algún de los goles que le hizo precisamente al millonario. Es que justo se trata del futbolista rojinegro que más tantos le anotó al equipo de la banda. Fueron 7 las conquistas, la última hace dos años cuando el equipo que conducía Lucas Bernardi ganó por 2 a 0. Nacho completó la obra que inició Maximiliano Rodríguez.

La ausencia de Scocco se siente en Newell's, más aún cuando tiene serios problemas para el gol. Hasta mitad de año, los tantos de Scocco y Maxi Rodríguez llevaron a la lepra a una campaña que lo mantuvo durante gran parte del torneo en los puestos de privilegio. Ante la imposibilidad de retenerlo, por las cuotas que se debían de su pase a Sunderland, fue vendido a River.

Scocco resignó una deuda aproximada de 600 mil dólares que Newell's tenía con él, según un comunicado del club del Parque. Fue su último acto con la entidad del Parque, a la que le dio los títulos del Apertura 2004 y el Final 2013.

Newell's se quedó sin sus goleadores, Scocco y Maxi Rodríguez, que partió a Peñarol, y también sin Mauro Formica, con destino a Pumas de la Unam y que también tenía una importante cantidad de tantos. Ellos tres fueron factores decisivos en la campaña del conjunto de Diego Osella. Y la lepra no los reemplazó ni por asomo.

Tanto cuesta olvidar a Scocco en Newell's que cada uno de los 13 goles anotados con la casaca de River se lamentan. Tanto como que se tiene presente que es uno de los máximos artilleros de la historia rojinegra. Es el quinto en la tabla de máximos goleadores, con 77.

La trayectoria del delantero, de 32 años, aparte de Newell's siempre fue en clubes del exterior, hasta que recaló en River a mitad de año. Por tal motivo, nunca había tenido que enfrentarse con la lepra. Esta tarde tendrá que hacerlo y seguramente vivirá un montón de sensaciones. Del otro lado tendrá al club de sus afectos y hasta compañeros con los que compartió el plantel hace muy poco tiempo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario