Ovación

"Por momentos jugamos muy bien", la frase de un Messi que movió al equipo

El capitán de la selección no sólo marcó un gol y se acerca a Gabriel Batistuta como máximo anotador en la selección. Movió los hilos de un equipo que se sintió muy a gusto de tenerlo con todas las luces.

Miércoles 30 de Marzo de 2016

El capitán de la selección argentina, Lionel Messi, es el mejor del mundo. No quedan dudas. Ayer logró su gol número 50 con la camiseta albiceleste del equipo del Tata Martino al poner el 2-0 ante Bolivia. El propio rosarino reconoció que "por momentos jugamos muy bien” y así estuvo el equipo por el Kempes, rodando y atacando de la mano de su empuje.

Messi definió de penal al rematar arriba y a la izquierda del arquero Carlos Lampe, para esatar la locura en el estadio “Mario Alberto Kempes”, que a esa altura ya se había calentado al ritmo que marcaba el astro del Barcelona.

Una vez concluido el encuentro, el capitán destacó que resulta “muy importante” que la selección ya se encuentre en zona de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, justo antes que termine la primera ronda de partidos.

“Esto es muy largo, pero es muy importante que ya estemos adentro”, aclaró el astro del Barcelona al abandonar el campo de juego del Kempes.

El rosarino, que quedó a cuatro goles de Gabriel Omar Batistuta como máximo anotador histórico de la selección, subrayó que consiguieron lo que prendendian, que era conquistar dos victorias en las dos fechas ante Chile y Bolivia.

“La verdad es que conseguimos lo que pretendíamos, los seis puntos para hacer buena nuestra Eliminatorias, por cómo veníamos de menor a mayor”, explicó Messi.

Por otra parte, el santafesino reconoció que el campo de juego “no ayudaba mucho para jugar”, aunque “no era excusa” y pese a eso lo sacaron “adelante”.

“Por momentos jugamos muy bien. En el segundo tiempo estábamos algo cansados y viendo que el resultado no peligraba, bajamos un poco el ritmo”, analizó.

Además, el rosarino destacó el caluroso recibimiento que tuvieron por parte del público cordobés, que desde la llegada del plantel a esta capital los acompañó.

“Desde que llegamos, ayer en el hotel o en el entrenamiento, lo de la gente de Córdoba fue impresionante, una vez más”, subrayó.

Y ante un posible regreso para enfrentar a Uruguay, en agosto, precisó: “No depende de nosotros jugar en Buenos Aires o en el Interior, lo importante es que se sienta el público como hoy”.

Argentina debió ganar por una diferencia más amplia ante un equipo boliviano que durante buena parte del partido se dedicó a armar la estrtegia para que Argentina no lo golee y tan mal no le fue. Lo que se destaca es ese Messi de buen humor futbolístico que armó juego y desparramó rivales para buscar la mejor opción de gol. No hubo fineza en la mayoria de las casos a la hora de definir por parte de los futbolistas argentinos. Pero Messi estuvo a la altura de las circunstancias y Argentina ganó y se metió en esa zona en la que su presencia nunca debería ser puesta en duda. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario