Ovación

Por la violencia, esta vez perdieron todos

Laura Vilche

Sábado 17 de Marzo de 2018

La violencia siempre deja su huella, empaña, lastima profundamente. Porque los incidentes del 2 de marzo en Sunchales causaron heridas que tardarán en sanar, en las víctimas de las agresiones, en los protagonistas, en Unión Sunchales pero también en Atalaya. Y tal vez en toda la competencia.

Anoche Unión de Sunchales no se presentó a jugar el partido que debía disputar ante Atalaya en el Alberto Ornati por la División Santa Fe del Torneo Federal. No viajó en protesta por un fallo del tribunal que consideraron leve para los rosarinos (lo fue) y duro para con ellos. Atalaya estuvo, también árbitros, comisionado y la policía. Se firmó la planilla y el local sumará un punto (no serán dos porque le dieron dos fechas de inhabilitación), pero el daño, el ruido supera el detalle estadístico.

En aquel 2 de marzo una discusión entre jugadores tras el juego desembocó en el ingreso al rectángulo de hinchas de Atalaya que terminaron golpeando a los jugadores locales, que luego se defendieron. Se esperaba una suspensión de afiliación para Atalaya pero tras su descargo, medidas internas y aceptación de los hechos, recibió dos fechas de inhabilitación en la que no sumará el punto por presentación.

Sí jugaron ayer Santa Paula de Gálvez 88 v. Sportivo Las Parejas 83 y Huracán de San Javier 88 v. Sportivo Suardi 81.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario