Ovación

Por la reconversión

Central intentará volver al triunfo ante el ascendente Unión en el regreso al Gigante

Sábado 03 de Febrero de 2018

Será una tarde particular. Con matices marcados. Hasta de reencuentros si se quiere. Central dará el primer show oficial del año en el Gigante. El mismo escenario que cerró el 2017 destilando una gran alegría tras la conquista del clásico ante Newell's. La misma cancha que hoy recibirá a Unión, desde las 17 y por la 14ª jornada de la Superliga. Un tatengue que tiene además a un viejo conocido de Arroyito de entrenador: Leo Madelón. El mismo DT que ocupó el banco cuando el 23 de mayo de 2010 el canalla descendió. En medio de este contexto particular, el equipo de Leo Fernández pisará el escenario mayor con la premisa de recuperarse del porrazo que viene de pegarse ante Gimnasia en La Plata. Para el elenco auriazul no será un trámite dejar de rodillas al rival de turno. Todo lo contrario. En esta asoma como punto, debido al gran presente del cuadro capitalino. Sin embargo, y pese a que presentará una vez más una alineación emparchada, buscará transformarse en un conjunto dinámico y contundente como supo serlo en tiempos no tan lejanos.

Es verdad que arrancó el año sin poder mantener ese equilibrio e identidad de juego inmune a los contratiempos de ocasión. También es cierto que comenzó a jugar por los porotos de verdad sin refuerzos.

A eso hay que sumarle que a este Central se le cayeron varios dientes del engranaje luego de presentarse en Avellaneda para completar la 11ª fecha con el Rojo.

De ahí en más todo viene siendo cuesta arriba para el entrenador canalla. Un Leo Fernández que para esta ocasión debió rearmar la última línea, el mediocampo y el sector ofensivo otra vez (ver página 5). Así no hay proyecto que pueda concretarse.

Sobre todo cuando hay un plantel sin tantos recambios en la actualidad debido a las lesiones que azotan al grupo.

Sin embargo, los auriazules argumentan estar listos y firmes para afrontar esta nueva contienda que le exige la Superliga, que por ahora viene siendo dominada a gusto por Boca (33 puntos). Pero que tiene a Unión como segundo escolta (25). Un tatengue que en silencio se fue metiendo en el lote de los verdaderamente protagonistas con un plantel donde las grandes figuras escasean, pero sobran voluntades y humildad a la hora de afrontar un partido.

El encuentro de esta tarde, que está pronosticada para ser sofocante debido a las altísimas temperaturas, está catalogado en la previa como de alto riesgo por el calibre del rival. Aunque a la vez pinta para Central como una velada inapelable para volver a creer en sí mismo y sentar bases sólidas de una vez por todas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario