Ovación

Por escrito: Usandizaga pidió perdón al plantel, que lo aceptó implícitamente

El presidente de Rosario Central pidió disculpas por escrito y se entiende que el plantel las aceptó. Unos y otros evitaron echarle más nafta al fuego pero conservando sus lugares. Horacio Usandizaga, porque dejó en manos de su hijo la misión de entregarle el comunicado que firmó al plantel. El plantel, porque dijo todo sin decir nada, ya que en el texto...

Miércoles 15 de Octubre de 2008

El presidente de Rosario Central pidió disculpas por escrito y se entiende que el plantel las aceptó. Unos y otros evitaron echarle más nafta al fuego pero conservando sus lugares. Horacio Usandizaga, porque dejó en manos de su hijo la misión de entregarle el comunicado que firmó al plantel. El plantel, porque dijo todo sin decir nada, ya que en el texto que leyó antes de que se hiciera público el del Vasco, no se refirió a sus exabruptos del miércoles último en la filial canalla de Funes, sino que hizo consideraciones generales a partir de ellos. Y al no haber condena se da por seguro el indulto, algo muy ponderado por el asesor legal Manuel Usandizaga y quienes lo acompañaron en la gesta de conciliar lo que parecía irreconciliable. Se consensuó un punto final para esta historia. Sólo el transcurso de los días dirá si no fue un punto y aparte.

Tras una dura jornada de lunes, de cabildeos y amagues, donde Usandizaga no hizo saber su arrepentimiento, se esperaba ayer la palabra del capitán auriazul Cristian González en nombre del plantel, endureciendo aún más una relación que aparecía quebrada tras los dichos del Vasco, que tomaron estado público el sábado en el programa partidario Rosario de Central y cobró efervescencia al día siguiente, cuando otro tape, del cable de Funes, se pasó por Fútbol Sin Trampa, del Pelado Yorlano.

Y como el lunes pasó sin novedad, porque Usandizaga no firmó el comunicado que por entonces ya tenía prácticamente su forma definitiva, se esperaba un martes negro.

Pero, luego de que corriera la versión que el Kily tampoco iba a hablar ayer, Manuel Usandizaga, el vocal Juan Carlos Di Felice y el tesorero Hugo Ruggiero llegaron a tiempo a Palos Verdes (antes, durante toda la práctica hizo el aguante el vocal suplente Daniel Saint Girons) para descomprimir la situación. Con la preciada disculpa del Vasco en un papel firmado, llegó la velada aceptación del plantel a través de un speach que mostró juntos al plantel y cuerpo técnico ante los medios, luego de más de 40 minutos de charla dentro del vestuario y otro tanto antes sin la presencia de los directivos.

Durante ese cónclave se habría discutido además el rol que tendría Futbolistas Argentinos Agremiados y los directivos habrían recibido el okey para que fuera moderado, algo que se dejó entrever en el comunicado emitido por la tarde (ver página 3), donde repudia los dichos del Vasco como una única sanción y sólo lo conmina a manejarse de otra manera en adelante.

Antes del desenlace de los comunicados leídos, jugadores de otros clubes condenaron al Vasco y defendieron a los colegas canallas, como el arquero de Newell’s Sebastián Peratta, quien dijo: "Los presidentes de los clubes pueden declarar lo que quieran. Ahora, la forma en que lo hizo (Usandizaga) fue una falta de respeto. Ante este tipo de casos me solidarizo con los jugadores de Central o del club que sean". Futbolistas de San Lorenzo también se pronunciaron en igual sentido.

Los medios nacionales bombardeaban sus titulares con la cuestión y las opiniones de los hinchas canallas en general guardaron empatía con la opinión del Vasco pero no en el modo que la virtió. Y en ese cóctel de difícil salida, el hijo puso la cara por el Vasco y el plantel lo aceptó en otras palabras eligiendo el camino menos traumático para evitar un efecto dominó impredecible. Sí, un manto piadoso. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario