Ovación

Podoroska tiene fe

La rosarina integra una vez más el equipo Fed Cup, aunque esta vez en circunstancias diferentes. Argentina enfrenta desde hoy la Zona Americana, la tercera categoría. Nadia confía en que se puede ganar la serie y buscar el ascenso.

Miércoles 03 de Febrero de 2016

Argentina debe volver a empezar en la Fed Cup. Pero este año, desde un lugar distinto: la Zona Americana, tercera categoría del certamen a la que descendió en abril pasado. No será nada sencillo. Se trata de una serie exigente no sólo por la paridad que hay con algunos conjuntos del continente sino porque serán ocho las naciones que competirán a partir de hoy y hasta el sábado en Bolivia por un lugar en los play offs por el ascenso al Grupo Mundial II a jugarse en un par de meses. Además, esta vez el conjunto albiceleste llega con un equipo con menos experiencia que en las eliminatorias anteriores, a excepción de María Irigoyen (199ª del ranking, 28 años). Sin embargo, hay ganas y optimismo, especialmente del lado de la rosarina Nadia Podoroska (319ª, 18 años), quien ya participó de tres series, que jugó en dobles pero que esta vez tiene muchas ganas y chances de convertirse en la segunda raqueta nacional en singles, modalidad en la que aún no debutó en la Fed. Junto a ellas y completando el equipo estarán Catalina Pella (484ª, 23 años) y Julieta Estable (450ª, 18 años).

Podoroska posee todo para convertirse en líder de este plantel. Así se lo adelantó la capitana María José Gaidano a Ovación el año pasado. Por talento, por edad y personalidad, Gaidano había dicho que en la rosarina quedaban depositadas las mayores expectativas de este futuro cercano que ya llegó. En este sentido, Nadia le confió a este diario: “No sé cómo se repartirán los singles, pero si me toca ser líder creo que estoy preparada”. Y agregó, sobre la serie en sí: “Nuestro equipo está en condiciones de ganarle a cualquiera porque como todos saben en la Fed Cup siempre se saca lo mejor de cada uno”.

—Otra vez una Fed Cup para vos. ¿Cómo te posicionás ante esta convocatoria?

—De nuevo me toca formar parte del equipo, pero creo que esta vez tengo muchas chances de jugar singles, en los otros años me tocó disputar dobles cuando la serie estaba definida, que es algo emocionante pero no es lo mismo, así que espero vivir algo nuevo en esta serie.

—Encima es distinta, hay que buscar un lugar en los play offs por el ascenso. ¿Se jugará con otra presión?

—Es otro tipo de serie. En el Grupo Mundial uno juega con un solo país sábado y domingo y acá en la Zona Americana se juega todos los días con un país distinto, la eliminatoria es mucho más exigente desde lo físico y entonces hay que tener un buen equipo para poder repartirse los partidos. Es mucho más dura pero tenemos un equipo como para ganar la zona y ganar el partido final para intentar volver al Grupo Mundial.

—¿Qué análisis hacés de la zona que les tocó?

—Jugamos con Brasil, Ecuador y Perú. Tenemos al favorito para ganar la Zona Americana, que es Brasil. Pero nuestro equipo está en condiciones de ganarle porque como todos saben en la Fed Cup siempre se saca lo mejor de cada uno y por ahí la presión juega en contra, así que puede pasar cualquier cosa.

—¿Dónde está la motivación de jugar una serie que no te da ni puntos ni dinero y por la cual postergás tus objetivos personales en el circuito? Además, en una situación compleja para Argentina.

—No es una decisión fácil pero en esta serie tengo muchas chances de jugar y eso para mi es bueno, algo que tengo que aprender. Esta vez nos toca estar en la Zona Americana, en otro año podemos estar en el Grupo Mundial así que voy para sumar experiencia, para vivir esas sensaciones de seguir representando al país en una serie importante.

—¿La Fed Cup potencia a las jugadoras argentinas?

—Depende de cada jugador. La verdad es que a mí me motiva mucho jugar para mi país, me siento muy nacionalista, no es algo que me hayan enseñado, pero me gusta formar parte de un equipo. El tenis es muy individual y son pocas las semanas al año en las que tenemos la oportunidad de estar en equipo. Con las chicas me llevo muy bien y eso ayuda.

—Gaidano dijo el año pasado que esperaba que fueras la nueva líder, ¿Sentís algo de eso?

—La verdad es que no hablé nada de eso con ella. Este año está María Irigoyen adelante mio (por ranking) como líder del equipo, no sé cómo se van a repartir los singles, pero la verdad es que si me toca ser la líder creo que estoy preparada para serlo.

—¿Y cómo ves la conformación de este equipo? No está Paula Ormaechea y sí chicas que aún no debutaron, como Catalina Pella y Tita Estable.

—Tenemos una buena relación y pienso que es un equipo prácticamente nuevo pero con muchas oportunidades.

—¿Qué aprendiste de los años anteriores en la Fed Cup? Pasaste por varias etapas: sparring, abanderada y finalmente parte del equipo, jugando dobles.

—Fui paso a paso y me siento muy afortunada de haber vivido todas esas experiencias que justamente me hacen llegar a esta instancia con otra cabeza, conociendo cómo se maneja el equipo en una serie así. He tenido el placer de que las capitanas anteriores me hayan incluido, a veces como quinta jugadora sin tener la chance de competir, pero eso me ha ayudado bastante y espero que también sirva a otras chicas.

—Van en esta serie por el único lugar en el repechaje, pero también saben que no será una garantía conseguirlo. Hay naciones por encima de Argentina.

—Es que si uno se pone a ver en cuanto a ránking, no somos las máximas favoritas. Pero lo primero que hay que tener en cuenta es que a la serie hay que jugarla, se puede ganar y en la Fed Cup son emociones y sensaciones muy distintas al circuito, y no sabés lo que va a pasar.

—Viendo el ránking de las jugadoras argentinas, conociendo bien de adentro al tenis femenino, ¿creés que Argentina está en el lugar que corresponde? ¿La Zona Americana es el lugar dónde debe estar?

—Siendo sincera, esta es la realidad, el nivel en el que debemos estar. No me parece que sea algo malo. Acá nos toca estar y si nos merecemos volver a estar en el Grupo Mundial II vamos a ganar la serie. Lamentablemente no tenemos ninguna jugadora en el Top 100 ó 150. Eso muestra por dónde va el tenis femenino argentino. Considero que la situación se puede cambiar, pero en este momento estamos acá.

—Tu objetivo grupal en la serie está claro. ¿Y el individual?

—Jugar todo lo que me digan, voy por todo.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario