Pocho

Pocho imagina volver al fútbol con la camiseta de Central

Lavezzi está analizando seriamente regresar al fútbol para ponerse la camiseta de Central. Su hermano Diego ya activó el operativo retorno

Miércoles 01 de Julio de 2020

La jugada de ajedrez que realizó Cristian González movió el tablero de la sensibilidad de Ezequiel Lavezzi. Como informó Ovación en la edición del lunes, el Kily llamó a través de una videoconferencia a Pocho y revolucionó el mundo de Central. También esa comunicación sacudió la estantería de la familia Lavezzi, quien sueña con que su hijo Tomás lo vea jugando con la camiseta canalla por última vez en su carrera.

Desde el mismísimo momento en que Lavezzi habló con el Kily, la cabeza de Pocho empezó a carburar con una posible vuelta al fútbol profesional. Como que le empezó a picar de nuevo el bichito de ponerse los pantalones cortos para darse el último gustito futbolístico. Obvio que si no fuera Central y si no estuviera su hermano Diego empujándolo con la fuerza de un tren para que esta historia termine con un final feliz, Lavezzi nunca hubiera pensado en resignar la vida de ex jugador que tanto está disfrutando en Europa. También que el Kily ya esté con el buzo de técnico canalla facilita enormemente las cosas. Porque apenas el entrenador de Central se comunicó con Pocho, Diego puso en marcha el operativo retorno hablando minuto a minuto con su hermano. De más está decir que la relación que existe entre Cristian González y Diego Lavezzi es muy afectuosa y de un enorme respeto.

Incluso, alguien muy allegado al círculo íntimo de Pocho le confesó a Ovación lo siguiente: “Si no fuera porque el Kily lo llamó y también por la insistencia de su hermano Diego, a Pocho nunca se le cruzaría volver a jugar. Además está el hijo (Tomy), quien desde que se enteró está enloquecido por verlo al padre con la camiseta de Central. Pocho sabe que los hace felices a todos si vuelve al fútbol para ponerse la camiseta canalla. Pero hay que ver qué hace, igual él se muere de ganas de jugar en Central. Tenemos que esperar”, expresó con cierto optimismo.

La idea de Lavezzi es seguir en Europa por un tiempo más y aprovechar la estadía en el Viejo Continente para hacerse revisar en Barcelona por el médico que lo operó en enero de 2019 de la rodilla derecha. Más allá de las ganas, Pocho no tomará una determinación si la ciencia le indica lo contrario. Primero probará cómo se siente de la rodilla, y luego sí decidirá si están dadas las condiciones para volver a jugar al fútbol. Aquellos que lo conocen aseguran que físicamente se mantuvo en óptimas condiciones durante este tiempo que lleva de retirado. En los últimos días se lo vio en las redes sociales a pura sonrisa con sus amigos del fútbol en el cumpleaños número 26 de Leandro Paredes en París junto a Angelito Di María, Mauro Icardi y el plantel de PSG, club en el que Pocho jugó entre 2012 y 2016 y dejó un gran recuerdo.

Si algo está claro con esta movida que activó el Kily para tentarlo a Lavezzi es que Pocho sólo volverá si están dadas todas las condiciones. Justamente por eso en cada comunicación que mantiene con su hermano Diego nunca se habló de la cuestión económica y del contrato que firmará en caso de volver. Lo único que moviliza al ex delantero de la selección argentina es darse el gusto y compartirlo con sus seres queridos, especialmente con su hijo Tomás, y en el club del que es hincha fanático, además de Coronel Aguirre.

La indefinición sobre la vuelta a los entrenamientos en el fútbol argentino es un dato que ayuda enormemente a Lavezzi para programar con tranquilidad cómo será su reinserción en el fútbol. Pocho está cumpliendo con la cuarentena en Europa y se entrena con la frecuencia de un deportista que hoy no tiene la obligación de respetar una rutina de un plantel. También es un beneficio que el Kily recién ahora empezará a diagramar los trabajos vía Zoom junto a su cuerpo técnico, para comenzar a interactuar con el plantel que contará a partir de hoy el primer día del mes de julio. Por eso apenas se avance en la decisión y en el correspondiente papelerío que lleva toda negociación, Lavezzi tiene previsto viajar a Argentina, obviamente siempre y cuando estén dadas las condiciones sanitarias impuestas por el gobierno para hacerle frente a la pandemia.

Parece que lo que surgió como un simple llamado de González para seducir a Pocho de volver a jugar, con el correr de los días está adquiriendo la fuerza de una certeza. A tal punto que Diego Lavezzi ya está abocado a ayudar a su hermano en la misión de dejarle todo armado para la vuelta al país.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario