Fútbol

Plantel de calidad que enfrenta el dilema físico posparate

El primer análisis habla de un plantel reforzado en jerarquía pero que deberá afrontar la prueba de un promedio alto de edad tras tanta inactividad

Martes 18 de Agosto de 2020

El sábado último se cumplieron 5 meses del último partido de Newell’s. Seguramente será al menos medio año hasta que vuelva a jugar. Nunca antes pasó por una situación similar y en el medio pasaron cosas. La pandemia movió todas las normalidades en el mundo entero y obviamente en el club del Parque ocurrió lo mismo. Como en toda circunstancia se analizan los contextos y todo tiene pro y contra. Pese a las secuelas económicas que toda etapa recesiva trajo, los rojinegros muestran una bonanza llamativa que les permitió repatriar jugadores importantes, asegurar otros y hasta darse el gusto de anunciar una compra de terrenos histórica. Todo eso conjuga en que volvió a los entrenamientos hasta mejor pertrechado en el plantel, en calidad y cantidad. La contrapartida puede leerse desde el aspecto físico. A ningún deportista le viene bien semejante parate y el equipo de Kudelka tiene en ese sentido mucha experiencia traducida en una elevada media en edad que puede perjudicarlo. Todo está por verse, por supuesto, pero esa puede ser una primera impresión al cumplirse una semana del levantamiento de la veda.

Si Newell’s pudiera concretar en las próximas semanas un nuevo préstamo por Cristian Lema tendría el plantel de la temporada pasada recargado. Es que al asegurar la continuidad de Santiago Gentiletti, sólo su compañero de zaga quedaría colgado respecto del supuesto once ideal. Las partidas de Lucas Albertengo, Rodrigo Salinas y Nelson Ibáñez no afectaron la calidad del plantel. En todo caso, Newell’s se quedó sin un arquero suplente que daba garantías y apuesta ahora decididamente por Ramiro Macagno, aún no probado, para esa contingencia. Mientras que se le fueron dos 9 que tuvieron picos de buenos rendimientos, pero no alcanzaron a ser considerados para renovarles el préstamo y por los dos bien valió el retorno de Ignacio Scocco, el delantero por el que el hincha leproso se desvivía.

canchanob.jpg

Además, ante la hoy salida de Lema y las dudas que exhibió Gentiletti durante 55 días para asegurar su continuidad, Newell’s no perdió el tiempo y se aseguró a Manuel Guanini, quien ya se puso a las órdenes de Kudelka tras superar el coronavirus que le valió hacer la cuarentena en La Plata antes de llegar a Rosario. Ya tiene tres centrales listos, más Stéfano Callegari, quien nunca estuvo en el radar del técnico y por eso no jugó en su ciclo. Pero más allá de lo que ocurra con Lema, el técnico tiene a disposición un plantel con variantes en casi todos los puestos, lo que espera cualquier DT. Por supuesto, en eso mucho tuvo que ver una necesidad insatisfecha del club: la de poder vender alguna de sus figuras juveniles, pero al menos por ahora parece que se puede transitar económicamente sin sobresaltos.

4467568_jpg_thum.jpg
Tras idas y vueltas, Gentiletti continuará en el Parque.

Tras idas y vueltas, Gentiletti continuará en el Parque.

En ese sentido se puede ver que Kudelka tiene las alternativas de dos por puesto y en algunos sectores hasta tres, aunque no está tan fuerte en dos puntos neurálgicos. Hoy Julián Fernández no tiene un 5 probado para reemplazarlo, ya que Juan Sforza no debutó en primera y si bien Cacciabue o Pablo Pérez pueden improvisarse no son volantes centrales. De hecho, el técnico cuando llegó pidió insistemente por otro jugador en ese puesto, que fue Lucas Villarruel, pero sólo hasta finales del año pasado. Mientras que el otro 9 que tiene Newell’s, además de Scocco, es Enzo Cabrera, con pocos partidos en primera, aunque el DT tiene otras variantes para hacer llegado el caso, pasando al centro del ataque a cualquiera de los otros que lo hacen por afuera, como Maxi, Palacios o Leal.

Lo dicho entonces, hay variantes por puesto y suplentes que pueden ser titulares en cualquier momento, como para pensar que Kudelka ya tiene un mapa completito del plantel, con futbolistas capaces de resolver situaciones con jerarquía y experiencia.

Y en este punto, habrá que ver las secuelas que deja la nueva normalidad. Para todo el mundo es una situación nueva volver a entrenar después de casi medio año de parate, más allá del mantenimiento hecho vía Zoom en domicilios particulares. Nunca es lo mismo y habrá que ver, recién cuando vuelva a rodar la pelota, si afectó los físicos de los futbolistas. Todo el mundo parte igual, pero no es descabellado pensar que puede tener más incidencia en los jugadores de 30 para arriba. Y en un primer pantallazo, hoy Newell’s tiene a 4 de 35 para arriba, Gentiletti, Pablo Pérez, Scocco y la Fiera en los supuestos titulares. Por supuesto, la jerarquía compensa, pero esta situación inédita que atravesó la sociedad y el fútbol todo habrá que ver si tiene alcance en ese aspecto vital del juego como es la potencia física.

Newell’s no escapará a esa ecuación cuando al fin vuelva el fútbol. Por lo pronto por supuesto ilusiona por lo que supo construir hasta que irrumpió la pandemia y los nombres que aseguró y adosó durante. Lo demás se pondrá a prueba en poco más de un mes.

La primera vez de Guanini

El plantel de Newell’s arrancó la segunda semana de trabajos y la noticia saliente de la jornada matutina de ayer fue la presencia de Manuel Guanini, la cara nueva rojinegra para esta temporada. El ex defensor de Gimnasia ya se recuperó luego de estar contagiado de coronavirus y practicó por primera vez con sus nuevos compañeros. Hoy volverán a entrenarse y la metodología será en grupos de a seis.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario