Ovación

Pizzi: "Hay un exitismo desmedido que no es beneficioso para Central"

"No tengo dudas de que vamos a ascender". Frase de cabecera de parte de Juan Antonio Pizzi, especialmente después de partidos en los que los resultados no acompañaron.

Viernes 20 de Abril de 2012

"No tengo dudas de que vamos a ascender". Frase de cabecera de parte de Juan Antonio Pizzi, especialmente después de partidos en los que los resultados no acompañaron. Lo dijo después de Gimnasia. Insistió tras la derrota ante Instituto. De esa aseveración a las palabras que vertió ayer el entrenador canalla parece haber un abismo. Pero no en cuanto al objetivo de máxima, sino al optimismo que caracterizó al DT. "La situación no me da todavía la tranquilidad que necesitamos". "Este clima de exitismo no es beneficioso para lo que queda de campeonato". "Se habla de un montón de cosas que nos pueden distraer". Fragmentos de un discurso que, cuanto menos resultó extraño y, si se quiere, hasta difícil de comprender. Así, por todo lo expresado, se lo consultó sobre si este escenario, después de vencer a Quilmes de visitante y de contar con la chance de recibirse de candidato, era el peor que le tocaba vivir en lo que va del torneo, el técnico contesto con un "totalmente" rotundo.

El exitismo es real. Innegable. Es parte de la idiosincrasia del hincha de Central, que más de una vez le jugó en contra. Pero hay un basamento lógico. La victoria frente a Quilmes, la localía de mañana contra Deportivo Merlo (viene de jugar el miércoles a la noche por Copa Argentina) y el cruce entre River e Instituto son los principales ingredientes. Pizzi entiende todo eso. Lo admitió sin inconvenientes. Pero piensa que la conjunción de todos esos detalles confluyeron en una ilusión desmedida, que bien podría ser contraproducente para sus jugadores.

"Fue buena la semana porque ganamos un partido importante y como dije después del partido hay que seguir", dijo el técnico. Pero rápidamente apuntó: "No veo conveniente continuar con esta euforia porque todo lo que viene ahora es mucho más duro y complicado. La situación no me da todavía la tranquilidad que necesitamos".

Cuando de habla de exitismo y euforia inobjetablemente se hace referencia al pensamiento de los hinchas. En ese sentido Pizzi entiende que es "difícil" contrarrestar esa ilusión, "más allá del mensaje que podemos dar". Pero insistió: "Lo importante es que nosotros y los jugadores somos conscientes de la realidad. Todavía no alcanzamos lo que pretendemos y este clima de exitismo no es beneficioso para lo que queda de campeonato".

Por si hacía falta algo este fin de semana, River e Instituto se cruzan en el Monumental y Central, ganando su partido, seguramente al menos a uno le descontará puntos. Pero Pizzi también ve eso como otro granito de arena. "Ese es uno de los motivos por los cuales no tengo buenas sensaciones para este fin de semana porque estamos hablando de muchos temas. Del partido que hicimos en Quilmes, del partido de River, del ascenso. De un montón de cosas que nos pueden distraer. Es la preocupación máxima que tengo. Además jugamos en un horario que no es el habitual y hay algunas bajas, además de que Merlo viene de tener un éxito en la Copa Argentina. No van a ser justificativos, pero todo eso junto hace que haya una distracción que no es favorable para nosotros. Tenemos que tener más cuidado que en otros partidos", esgrimió.

Un tema para charlar en la intimidad con los jugadores, algo que todavía no hizo, aunque "ellos son conscientes de esta situación". Y agregó: "El momento de alegría que tuvimos el lunes trataron de dejarlo, pero la gente, sus familiares y el periodismo hablan de cosas que si bien son ciertas no son convenientes mencionarlas en estos momentos".

Ahora, si no se habla después de lo que significó la victoria ante Quilmes...

Por las dudas, el DT sostuvo que su "mayor preocupación" es que el tema pasa "por una situación que es real y de la que nadie es responsable. Acá no hay culpables".

Tal vez esos abrazos en cancha de Quilmes al término del partido, precisamente de parte de los protagonistas, hayan sido el punto de partida. "Tal cual. Todos los motivos que di son ciertos y no provocados, sino que son consecuencia de las situaciones que se están desarrollando".

"Hoy la sensación que tengo es esta", apuntó. Sensaciones en la previa de un partido y una fecha que en Central esperan que resulte clave para bien. Pizzi, por las dudas, paró la pelota.

Después del partido contra Quilmes muchos comenzaron a hablar de la cantidad de penales que recibió Central en los últimos partidos. En ese sentido el técnico advirtió: "Es una realidad que nos han cobrado penales, pero fueron todos penales. No es un tema que me preocupe. Nosotros jugamos y los árbitros cobran. A veces nos han beneficiado y otras veces, que fueron las más, nos perjudicaron. Pero cuando hacés el análisis frío del tema arbitral no hay argumentos para pelear". También habló sobre la recta final del torneo. "Creo que va a ser durísima. A nivel personal no descarto la incorporación de otro de los equipos que están ahí abajo", dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario