Ovación

Pitana paga su error y sería parado tras la caída de Central ante River

La dirigencia de Central le bajó el perfil a la polémica que se armó por la actuación del árbitro, quien ignoró dos penales para los canallas y no dirigiría el fin de semana.

Martes 02 de Junio de 2015

En Central ya no están que trinan con Néstor Pitana. Si bien a los dirigentes canallas todavía les dura la calentura por la pésima actuación del árbitro en la derrota contra River, ayer bajaron los decibeles y mostraron un discurso más sosegado a la hora de entender por qué el referí no cobró dos claros penales que vio todo el mundo. Seguramente lo que aplacó el nivel de calentura fue haberse enterado por la tarde que Pitana será parado por el Colegio de Arbitros luego de su actuación en el Monumental.
Además la dirigencia de Central tomó la decisión ayer en la reunión de comisión directiva de no seguir echando más leña al fuego y  puntualizar que lo que pasó fueron dos yerros arbitrales que influyeron drásticamente en el desarrollo del partido. Por eso en el seno dirigencial no cayeron bien las declaraciones que realizó Mauricio Caranta recién consumada la derrota contra River. El arquero canalla disparó para todos lados y se metió en un terreno del que es difícil no salir embarrado. No era necesario que dijera irónicamente que Pitana había dirigido "bárbaro" y muchos menos que resumiera el mal partido del árbitro diciendo: "Es como dijo el hijo el Grondona, esto es una cadena de favores. Favores acá, favores a Martino cuando estaba en Newell's... Es con lo que hay que convivir", fueron las desafortunadas palabras del uno.
Lejos de esa posición que entienden como equivocada, ayer el vicepresidente primero canalla Ricardo Carloni le dijo a Ovación: "Obviamente que en Central todos nos sentimos perjudicados por la actuación de Pitana. No nos cobró dos penales que vio todo el mundo y eso hubiera cambiado el desarrollo del partido. Pero de ninguna manera vemos más allá y creemos que no actuó de mala fe. Se equivocó y punto. De hecho cuando el domingo fuimos al vestuario a reclamarle por qué no había cobrado dos penales que fueron claros, él de manera muy respetuosa nos dijo que no los había visto. Sabemos que Pitana es un hombre de bien y si no los cobró es porque realmente no los vio", dijo el dirigente auriazul.
Mientras tanto, Pitana ayer no sólo apagó el teléfono celular durante gran parte del día, sino que guardó el típico silencio de los hombres que interiormente saben que se equivocaron. Eso sí, el árbitro internacional le manifestó a su círculo íntimo que el codazo de Funes Mori a Marco Ruben no lo ve porque él está siguiendo la jugada en la que desborda Jonás Aguirre. Y el asistente Diego Verlotta tampoco puede verla porque está tapado por un jugador de River. Si bien la infracción se produjo dentro del campo visual de Verlotta, Pitana les dijo a las contadas personas con las que habló ayer que "se había comido el penal de Funes Mori". Sobre la camiseteada de Kranevitter a Yeimar Andrade, el juez también admitió su error, aunque la explicación que dio sobre esta jugada puntual fue que "en el primer golpe de vista no veo la sujeción", aunque cuando le reiteraron las imágenes por los monitores del estadio no tuvo dudas de que había sido otro claro penal a favor de Central.
La dirigencia canalla concurrirá hoy a la reunión del comité ejecutivo y llevará un informe detallado de las acciones en las que el club se sintió perjudicado por el arbitraje de Pitana contra River. Ese descargo, en principio, no sería acompañado por las imágenes del partido ya que, según los dirigentes, no hace falta llevarlas porque se vieron por todos lados.
"Mañana (hoy) voy a ir a la reunión del comité a exponer como representante del club lo que vimos que ocurrió el domingo contra River. Pero en esto quiero dejar claro que la actuación de Pitana fue sólo una mala tarde de un árbitro. Nadie pone en tela de juicio su honestidad ni que es una persona de bien. Los que estamos en el fútbol sabemos que los árbitros un día se equivocan a favor y en otros en contra", aclaró Carloni.

 Lo que dijo Caranta cayó mal en el seno de la AFA

Este diario pudo averiguar que los dirigentes de la AFA que hoy todavía están alineados con el grondonismo más duro están sumamente disgustados con las declaraciones que realizó Mauricio Caranta una vez finalizado el partido contra River. Lo que más molestó fue que el arquero dijo que "esto era una cadena de favores" (ver aparte), direccionando sin dudas su crítica al accionar que presuntamente impulsaba el fallecido Julio Humberto Grondona con ciertos clubes durante su eterna gestión. Según los directivos afines a Grondona, lo que no dice Caranta es la mano que le habría dado don Julio en su momento cuando el arquero se fue por la puerta de atrás de Boca y borrado por el técnico Carlos Ischia. En aquellos tiempos los rumores sobre la ida de Caranta llenó varias páginas de diarios y también consumió muchas horas de diario y televisión, pero hasta el día de hoy nadie sabe a ciencia cierta los motivos que forzaron aquella salida. Parece que los dirigentes de la AFA saben en detalle las tratativas que llevó adelante Julio Grondona para que Caranta recalara en Lanús y por eso al escucharlo en el campo de juego del Monumental se vieron sorprendidos.
"Ahora que don Julio se murió todos se animan a decir cualquier cosa. No es lo mismo que diga algo Julito Grondona cuando habló de que los dirigentes de Newell's se habían olvidado de lo que su padre hizo cuando al equipo lo dirigía Martino, que ahora lo diga un jugador. Ya sabemos cómo es esto. Tal vez a Caranta no le llegó a sus oídos que si no fuera por la intervención de Grondona era difícil que él encontrara club en ese momento cuando se fue de Boca", contó un alto dirigente de AFA.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS