Ovación

Perdió con Japón pero pasó de fase

Argentina cayó 3 a 2. Ahora enfrentará a Polonia, Serbia y Francia.

Miércoles 19 de Septiembre de 2018

La selección argentina masculina se clasificó ayer a la siguiente ronda del Mundial de Italia y Bulgaria 2018 pese a perder con Japón 3 a 2, en el último partido del grupo A. El cotejo, disputado en Florencia, terminó con parciales de 26-24, 20-25, 30-32, 25-20 y 15-13 en favor del conjunto nipón.

El equipo dirigido por Julio Velasco se mudará a Bulgaria, más precisamente a la ciudad de Varna, para encarar la segunda parte del campeonato. Ahora Argentina tendrá como rivales en la siguiente etapa del certamen a Polonia, Serbia y Francia, por el grupo H.

El inicio fue favorable para Argentina, pero Japón también peleaba por entrar en la siguiente ronda y para eso no debía dejar a los albicelestes dejarles ganar dos set.

Sin embargo, el opuesto Yuji Nishida fue imparable para el bloqueo argentino y logró un total de 30 puntos y fue vital en la reacción japonesa.

En el final del parcial, Japón estuvo más sólido para cerrar los puntos y Argentina cometió mucho errores y dejó escapar el parcial por 26-24.

Para el segundo set, Argentina arrancó con todo y se puso adelante en el marcador, pero Japón otra vez lo alcanzó, pero ahí emergió la figura de Facundo Conte (33 puntos) para sostener a los albicelestes, que se llevaron el segundo por 25 a 20.

El tercer parcial fue el más reñido, en parte porque Masahiro Yanagida (21) sostuvo junto a Nishida la ilusión asiática, y por el lado argentino el más sólido siguió siendo Conte, acompañado por el rosarino Sebastián Solé (14).

La definición llegó en el sexto set ball en favor de los de Velasco, pese a que Japón tuvo dos chances de cerrarlo.

Con dos set en su haber y la clasificación a la siguiente fase asegurada, el equipo argentino se mostró relajado, por lo que no logró mantener la efectividad de los parciales anteriores, más allá de que Conte siguió con la "mano caliente".

La potencia de los saques japoneses y las malas recepciones en algunos momentos privaron a Argentina de tener un juego homogéneo y en parte por eso perdió 25-20.

El tie break del final fue reñido y muy cerrado y disputado palmo a palmo, pero en los detalles de bloqueo y de ataque que mostró Argentina radicaron las razones para que termine perdiendo el partido.

Tenis

El rosarino Matías Juri se perfila como una de las grandes proyecciones de tenis del país. Con 14 años ocupa el puesto número dos del ránking nacional en singles y es el séptimo mejor jugador de Sudamérica. Debido a su excelente performance en esta temporada fue convocado para representar a la Argentina en el Mundial junior que se disputó en República Checa.

Juri juega al tenis desde los 9 años, representa a la Federación Santafesina de Tenis y tiene un entrenador de lujo: Alberto Mancini, ex top ten. Desde sus inicios en la competencia ha tenido grandes resultados, primero a nivel nacional y luego en torneos internacionales, que lo posicionaron entre los juniors de mayor proyección de la Argentina. En mayo de este año llegó la convocatoria de la Asociación Argentina de Tenis para que conforme el equipo que representó al país en el Sudamericano que se jugó en Ecuador y con el que ganó la clasificación al Mundial de República Checa, del que acaba de regresar.

En la ciudad de Prostejov se midieron por zonas 16 países y los de mejor performance disputaron las instancias decisivas por simple eliminación. La Argentina había quedado primera en su grupo después de derrotar a Croacia, China y Marruecos. Luego en la fase final, que la jugaron las ocho mejores naciones, quedó en quinta colocación después de Estados Unidos, República Checa, Paraguay y Perú.

"La experiencia del Mundial fue muy buena. Viví momentos inolvidables defendiendo los colores del país, además de rodearme de jugadores europeos de muy buen nivel tenístico", destacó Juri, y agregó: "Con mi tenis me siento bien y con muchas pilas para lo que viene. Entrenar con Luli es algo grandioso porque sabe un montón. En el futuro quiero ser profesional y dedicarme a esto. Mi sueño sería poder ganar los cuatro Grand Slam y ser número uno del mundo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario