Ovación

Perdieron los dos pero por Newell's no hay clásico

Los dos perdieron en un sábado para el olvido, pero la caída de Newell's impidió el clásico. Central tuvo más atenuantes y el jueves seguramente clasificará

Domingo 10 de Enero de 2021

Un sábado decepcionante para el fútbol rosarino. Pero hay que hacer una salvedad. Infinitamente más por culpa de Newell’s, casi todo por el lado rojinegro que desperdició todas las oportunidades de jugar el clásico, la última ayer en el Cilindro de Avellaneda. Central tampoco pudo cumplir el requisito. Le bastaba un empate y perdió. Pero hay diferencias. Mientras el equipo del Kily González debió recurrir a los debuts de cuatro jugadores para afrontar un partido decisivo, el del Frank Kudelka, aún con una última baja importante como la de Julián Fernández, siempre contó con un plantel más rico como para hacerlo pesar en algún momento. No lo hizo hace una semana en el Coloso, tampoco anoche, ni siquiera con el enorme hándicap de arrancar ganando. Los canallas pese a la caída ante los suplentes de Lanús, seguramente estarán en la final de la zona consuelo. Los leprosos se quedaron con un enorme vacío encima, con una inocultable sensación de fracaso para este tramo del ciclo de Frank Kudelka. Un cimbronazo.

Ya a primera hora, la caída canalla en la Fortaleza granate impedía que el sábado terminara en clásico. Pero ya entonces quedaba claro que, pese a no haber logrado la clasificación, que hubiera conseguido con un empate, salvo una catástrofe Central tiene asegurada la definición de la zona Complementación. Porque lo único que puede evitarlo es que Defensa y Justicia le gane el jueves a Aldosivi (17.45, en Varela) por seis goles de diferencia, cuando 48 horas antes y 48 horas después juega la semifinal de la Copa Sudamericana. Ergo, el Halcón acepta porque se sabe perdido. Lo sabía bien Newell’s a la hora de arrancar su partido ante el también eliminado Racing, que a diferencia de Lanús les ponía todos los titulares. A los 13’ llegaba la noticia del gol de Vélez, pero enseguida Sebastián Palacios metía su golazo en Avellaneda y tranquilizaba las aguas. Mucho más cuando enseguida empató Godoy Cruz en Liniers.

Otra vez Newell’s tenía ante sí la magnífica oportunidad de clasificar, la que había desaprovechado una semana antes en el parque Independencia ante el equipo alternativo de Vélez, pero tropezó de nuevo con la misma piedra. Dos errores defensivos, tan habituales en esta Copa Maradona, dos goles para colmo de un ex como Héctor Fértoli, otro gol del Fortín y una cuesta arriba que ya no volvería a remontar. Ni con el desesperado regreso de Nacho Scocco, ni con variantes que denunciaban la desesperación de Kudelka. Su equipo no daba la talla, Angelo Gabrielli le obsequiaba el tercero a Lisando López y dejaba aún más al desnudo la decisión del DT de incluirlo de entrada, luego de que Manuel Llano respondiera al menos en sus incursiones ofensivas en los dos partidos previos, que era lo que ayer más se necesitaba. Porque había que ganar sí o sí, como quedó claro con el 3-2 final en Liniers.

Y es infinitamente peor para Newell’s, porque en definitiva el clásico no se jugará por su responsabilidad. Porque además, había una diferencia previa a su favor con Central en su plantel antes de arrancar este torneo y es el que se va primero, sin siquiera llegar a medirse para ver si era tan cierto. Y alguno podrá decir que se habla con el diario del lunes, que no era tan sí. Basta repasar las palabras de Kudelka antes del debut con Talleres: “No pienso en chiquito, tenemos hambre de gloria”. Que lejos quedaron esas palabras.

El Kily González lamentó no haber sellado la clasificación. También es cierto. Tenía la mesa servida y su equipo no lo hizo. Pero hubo atenuantes. En un plantel mucho más corto, inmerso en un proyecto a bancar cuando se apuesta por las inferiores, con un cuerpo técnico debutante que proviene de sus entrañas, justo ayer tuvo dificultades extremas para conformar su once. Si hasta sólo llevó 7 al banco y entre ellos al lesionado Vecchio. Fue una muy pálida imagen la del primer tiempo donde perdió su chance directa, pero la última del complemento la mejoró bastante. Y si tiene tantas chances de clasificar igual es por su mérito. Defensa tiene que ganar por 6 goles, entre otras cosas porque el fin de semana pasado lo goleó 3 a 0 en Arroyito.

El Central del Kily tuvo más justificación para un sábado amargo e igual conseguirá el objetivo. Al Newell’s de Kudelka no le quedó ni eso. Una nada misma que puede traer secuelas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS