Ovación

Peratta reconoció errores, pero advirtió: "Las cosas no están tan mal"

Sebastián Peratta siempre entrega frases jugosas. El arquero leproso se toma un instante para pensar las respuestas y cada una de las palabras que expresa tienen correlato en una idea convincente. Es evidente que Newell’s hizo un click negativo luego de la gran victoria en La Bombonera. Porque después sólo empató frente a Jujuy y Colón...

Miércoles 11 de Marzo de 2009

Sebastián Peratta siempre entrega frases jugosas. El arquero leproso se toma un instante para pensar las respuestas y cada una de las palabras que expresa tienen correlato en una idea convincente. Es evidente que Newell’s hizo un click negativo luego de la gran victoria en La Bombonera. Porque después sólo empató frente a Jujuy y Colón y perdió en la visita a Lanús. El uno rojinegro reconoce el bajón, pero prefiere no dramatizar la situación. "Creo que hoy del triunfo con Boca no se puede hablar más. Ya está. Fue un partido más. Después cada encuentro es una historia distinta. De local no pudimos sacar los puntos que tendríamos que haber obtenido. Luego le jugamos de igual a igual a Lanús aunque perdimos. A esta altura del campeonato pasado teníamos un punto menos y después nos fue muy bien. Entonces no hay que volverse locos. Las cosas no están tan mal", razonó ayer Peratta, luego de la práctica matutina en Bella Vista.

  Para graficar el presente de Newell’s, Peratta apeló a una frase emblemática con la que Charly García bautizó a uno de sus temas: "Yo no quiero volverme tan loco". Frontal y claro en sus pensamientos el arquero leproso se plantó firme a la hora de declarar, tal cual lo hace bajo los tres palos.

  —¿Cómo resumís el presente de Newell’s?

  —Por ahí fallamos en los últimos dos partidos. Contra Colón no hicimos un buen encuentro. Y con Lanús jugamos de igual a igual y no se nos dio el resultado.

  —¿Es demasiada arriesgada la propuesta de Newell’s?

  —No. Porque el resultado no puede cambiar la idea de jugar de igual a igual en cualquier cancha. Nos aplaudió todo el país porque le ganamos a Boca jugando al ataque. Y ante Lanús tuvimos la misma propuesta y perdimos. Es cierto que las derrotas duelen.

  —En los últimos partidos además de la falta de profundidad arriba el equipo no defendió con la solidez que lo venía haciendo.

  —Lo que pasa es que cuando se ataca se dejan espacios atrás. Es imposible no dejarlos. Por ahí al no poder encontrar la ventaja en el marcador el equipo se adelanta un poco más de lo normal y sufrimos los contraataques. Pero creo que igual somos firmes en lo defensivo.

  —¿Después de Boca hubo exceso de confianza?

  —De parte nuestra no. Tal vez mucha gente se pensó que después de que le ganamos a Boca íbamos a salir campeones invictos ganando los 19 partidos. l

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario