Ovación

Pérez se lamentó por no poder estar el domingo ante Boca

El volante de Newell's, que llegó a la quinta amarilla y no podrá estar en el partido del próximo domingo, en La Bombonera, dijo que "me pierdo estar peleando con mis compañeros por los tres puntos, en un partido importante". El volante también dijo que "el Tata nos saca un poco de presión de encima"

Lunes 20 de Febrero de 2012

El volante de Newell's, Pablo Pérez, que llegó a la quinta amarilla y no podrá estar en el partido del próximo domingo, ante Boca, en La Bombonera, se lamentó por no poder estar en ese partido. "Me pierdo estar peleando con mis compañeros por los tres puntos, llegué a la quinta amarilla y me voy a perder un partido importante", dijo el volante, uno de los que mostró buen rendimiento en el triunfo ante Argentinos.

Al margen de la amargura por eso, el volante se mostró contento por haber podido cortar la racha de partidos sin triunfos. "Sí, fue muy importante, es lo que estábamos buscando. En el partido con Estudiantes estuvimos bien, hicimos un buen partido. Y pese al calor que hacía en el partido con Argentinos pudimos conseguir una victoria muy importante".

La actitud es uno de los puntos que cambió el equipo desde la llegada del Tata Martino y así lo entiende el mediocampista. "Sí, la idea es esa, tratar de recuperar rápido la pelota, para atacar y agarrar al rival desordenado, en esa jugada recuerdo que iba a patear, me la pidió un compañero, el pase fue malo y quise recuperarla rápido y me salió mal", dijo sobre la jugada en que fue amonestado. 

Cuando fue consultado sobre si en ese caso es muy difícil tratar de ocntrolarse, comentó: "Uno puede cuidarse, pero en mi posición es difícil, porque estás constantemente tratando de recuperar el balón y chocando con los rivales. Es evidente que un segundo que llegás tarde cuesta una amarilla y por querer recuperar rápido la pelota y atacar inmediatamente llegué tarde a la pelota y llegué a la quinta amarilla". 

En la jugada el futbolista le reclamó al árbitro por la tarjeta, aesgrimiendo que era la primera del partido. "Es la primera y, al margen de que haya llegado a la quinta tarjeta, tengo que jugar 85 minutos más al borde de una expulsión. Eso me limita para tirarme al piso o de chocar con el rival".

Respecto de la buena sociedad que están conformando con Maxi urruti, puesto que en los dos últimos partidos, dos pases suyos terminaron en goles del delantero, Pérez expresó: "Sí, por suerte le di dos pases gol a Maxi Urruti, pero lo importante es que él los meta, porque un nueve vive de eso. El otro día sirvió para el empate ante Estudiantes y el sábado para el triunfo ante Argentinos, que es muy importante".

Sobre el hecho de que Newell's tuvo muchas ocasiones durante el partido para ganar con comodidad, pero terminó haciéndolo con lo justo, argumento: "Eso es lo que hablamos en el vestuario, porque tenemos que sufrir tanto cuando tuvimos tantas situaciones de gol. Hoy hablamos con el técnico y con el grupo sobre eso y esa es imprecisión nuestra. No es que los delanteros erren, sino que también nosotros no le dejamos la pelota servida. Hay un pase mío a Sperduti, que en vez de dársela al pie y dejarlo mano a mano, se fue un poco larga y él tuvo que pararla, acomodarla y los defensores lo alcanzaron. Es una parte de nosotros que nos falta corregir".

La llegada del Tata le hizo bien a todo el equipo, pero uno de los que lo está demostrando en la cancha es Pablo, quien parece estar viviendo uno de sus mejores momentos en la primera de Newell's (más allá de aquella tarde en el Newell's empató 3 a 3 con estudiantes en La Plata, con tres goles suyos). "No sé si es mi mejor momento, pero se están haciendo las cosas bien. Lo que me está pidiendo el técnico lo estoy tratando de hacer y me siento cómodo, entro con confianza, con muchas ganas y las cosas se me están dando".

Sobre el hecho de que estén más suelto y más confiados porque el Tata Martino, con su llegada ha absorbido la presión que antes tenían, comentó: "Puede ser, como puede ser que no. La gente se ilusionó con la llegada del Tata y nosotros también cambiamos la cabeza por su llegada, va todo de la mano. Eso lo teníamos que aprovechar y por el momento lo estamos sabiendo manejar. Después de toda la presión que hubo el semestre pasado, todo este apoyo hace que estemos mucho mejor y un poco nos saca la presión de encima".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario