Ovación

Paulo Ferrari: "Central no mereció quedarse con las manos vacías en Tucumán"

La adrenalina ya no era la misma. Las revoluciones estaban a su ritmo natural, pero la bronca seguía a flor de piel. Después de un entrenamiento en el que la derrota pareció no mellar el ánimo, a los futbolistas de Rosario Central les duraba la bronca por la caída.

Lunes 21 de Noviembre de 2011

La adrenalina ya no era la misma. Las revoluciones estaban a su ritmo natural, pero la bronca seguía a flor de piel. Después de un entrenamiento en el que la derrota pareció no mellar el ánimo, a los futbolistas de Rosario Central les duraba la bronca por la caída, pero sobre todo por lo que la mayoría consideró una consecuencia de un “mal día” del árbitro Diego Abal. “Yo lo vi desde adentro de la cancha y para mí la falta fue muy clara. Los que la vieron por televisión nos dijeron lo mismo”, comentó Paulo Ferrari en clara alusión a la infracción que el juez no observó en el segundo gol de Atlético Tucumán, donde Mármol desestabiliza a Manuel García tras el tiro libre de Galíndez. Y la crítica del Loncho no quedó ahí, sino que fue un poco más allá. “Durante todo el partido nos complicó”, tiró el experimentado defensor, quien por supuesto también habló de la “bronca” que le causó haber fallado el penal cuando el partido se moría (ver aparte).

“La bronca es más que nada por cómo se dio el partido, porque se hizo un gran esfuerzo y no merecimos quedarnos con las manos vacías. Pero son partidos, hay que asimilarlo y ahora tenemos otro muy importante por delante”, agregó Ferrari. A la hora de referirse puntualmente a la jugada del segundo gol del Decano sentenció: “Al Melli lo desplazan y le pegan en el brazo con el que iba a despejar. Pero el árbitro, que sobre el final nos dio un penal que fue muy claro y del que no hay mucho para discutir, a mi entender durante todo el partido nos complicó. Pero este equipo saca siempre su amor propio y pone todo en cada partido y así tenemos que seguir”.

—Le reprocharon mucho al árbitro. ¿Cuál fue la respuesta?

—Nos dijo que no había visto nada, pero hubo muchas otras jugadas que fueron en mitad de cancha o en otros sectores del campo de juego en las que tampoco cobró algunas cosas. Hay veces que contra eso no se puede hacer nada. Uno en el momento se enoja, pero ahora hay que dejarlo atrás. Lo bueno es que seguimos arriba y vamos a seguir estando.

—Por lo que decís el árbitro tuvo una mala tarde en general.

—Sí, y esto lo hablamos con todos los compañeros. Por ahí es la sensación que uno tiene desde adentro. Insisto en que nos cobró un penal y lo erramos, pero en líneas generales no lo vi bien.

—¿Más allá de alguna jugada puntual, lo pudieron haber ganado?

—Sí, creo que el equipo hizo todos los méritos para ganarlo. Cuando mejor estábamos llegamos al empate y veíamos que teníamos todo para ganar. Pero llegó el segundo gol en una jugada en la que le cometen falta a Manuel. Igualmente el equipo tuvo resto para ir a buscar, encontramos el penal, aunque lamentablemente no lo pudimos convertir. Por todo eso es la bronca. Creo que, como mínimo, merecimos el empate por el esfuerzo que hicimos. Insisto, ahora no queda otra que pensar en River.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario