Ovación

Para Leo, la confirmación como DT canalla

Tras una extensa reunión, la dirigencia canalla hizo oficial la continuidad de Fernández al frente del primer equipo

Jueves 14 de Diciembre de 2017

Tras una extensa reunión, la dirigencia canalla hizo oficial la continuidad de Fernández al frente del primer equipo

Rosario Central tiene entrenador. No se esperaba otra cosa, amén de la charla que dirigentes y técnico se debían para ponerle la rúbrica a lo que desde el domingo a la tarde, tras la victoria en el clásico, ya era un secreto a voces: que Leonardo Fernández dejaba de ser el técnico interino del canalla para transformase en el responsable del primer equipo para 2018. Después de varias horas de reunión hubo acuerdo y a partir de ahora lo que viene en Central será no sólo el armado de la pretemporada sino también, y lo más importante, la conformación del futuro plantel, atendiendo a que habrá algunas bajas, pero de la misma forma la llegada de refuerzos que el flamante entrenador les solicitará a los dirigentes. De eso también hubo tiempo para charlar ayer en la intimidad de un hotel céntrico de la ciudad. Su contrato será hasta diciembre del año próximo y en el cuerpo técnico seguirá Marcelo Geralnik (como preparador físico alterno), a quien ya se le había hecho un contrato por un mes.

La reunión de la comisión directiva del martes, en la que se decidió ofrecerle el cargo a Leo Fernández, fue el primer gran paso hacia la continuidad del entrenador. En realidad se trató más de un formalismo que de otra cosa. Porque el posicionamiento que había adquirido Fernández ya era demasiado como para que no siguiera en el cargo. Es cierto que había varias cuestiones a resolver, entre ellas las económicas, pero un par de horas alcanzaron para que la negociación llegara a buen puerto.

Por lo pronto lo que ambas partes buscaron, sobre todo del lado de la dirigencia, fue algo de tranquilidad. Por eso el cónclave no se realizó en la sede de calle Mitre sino en un hotel céntrico. Allí fueron el presidente Raúl Broglia, los vicepresidentes Luciano Cefaratti y Ricardo Carloni, el secretario Rodolfo Di Pollina y el tesorero Roberto Fattal Jaef, a quien suelen convocar sólo cuando hay un contrato en el medio que discutir, para sentarse a la misma mesa que Leo Fernández, quien estuvo acompañado por su representante Ricardo Giaccone. "Estoy muy contento principalmente por mi grupo de trabajo y ahora a trabajar como desde el primer día y tratar de hacer las cosas bien", fueron las primeras palabras del ahora director técnico de Central en diálogo con Ovación, a pocos minutos de haber finalizado la extensa reunión.

El cónclave tuvo dos facetas bien marcadas. Primero fue el DT el que estuvo cara a cara con los dirigentes, quienes preguntaron y escucharon todos los argumentos que Fernández tenía para hablar desde lo futbolístico. Según trascendió, se habló del proyecto que se tiene pensado desarrollar desde los primeros días de 2018 e incluso de lo que fueron los tres partidos (Talleres, Boca y Newell's) que le tocó dirigir y que lo catapultaron y lo pusieron como el principal candidato para seguir con las riendas del equipo.

Después de esa larga charla, en la que, dicen, las partes coincidieron, llegó el momento de lo económico. Fue cuando Leo Fernández se desentendió del tema y se retiró de la sala de reunión para que ingrese su representante. Esa parte fue mucho más breve, pero no menos importante, porque hubo una diferencia que salvar. Es que la comisión directiva canalla propuso una cosa y Giaccone solicitó otra. De igual forma lo que hubo fue ni más ni menos que una típica negociación. Allegados a ambas partes coincidieron en la figura de que "no fue un trámite, pero tampoco difícil".

Pocos minutos después de eso la página oficial del club ya hacía gala de la noticia (es probable que sea presentado directamente en el inicio de la pretemporada). Así, Leo Fernández tuvo su premio tras esos tres triunfos consecutivos que obtuvo el equipo que le tocó dirigir tras la intempestiva salida de Paolo Montero. Los nueve puntos logrados, pero sobre todo la victoria en el clásico, fueron la plataforma ideal a partir de la cual el DT se apoyó para cumplir lo que hoy vive como un sueño.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario