Ovación

Para la prensa española, Angelito se convirtió en "Bendito Di María"

Los medios españoles destacan que el ex jugador de Central, quien convirtió el gol de la victoria ante Auxerre de Francia, por la Liga de Campeones, fue un oasis en medio de la sequía que vive el Real Madrid de José Mourinho.

Miércoles 29 de Septiembre de 2010

El rosarino Angel Di María llegó sin ruido a Real Madrid, pero en poco tiempo se consolidó como una especie de oasis dentro de la sequía de juego y goles que vive el equipo blanco.

Real Madrid venció el martes por 1-0 en el campo del Auxerre en un partido que se pareció a otros muchos disputados esta temporada: ofreció una imagen gris, se bloqueó en ataque y sudó para ganar. “Pero sumamos seis puntos en la Liga de Campeones”, resumió José Mourinho, su técnico, aferrado al pragmatismo de los resultados.

El gol llevó la firma de Di María, quien ingresó cuando cuando faltaban 18 minutos para el final del partido y marcó un gol con su zurda, un tanto que permite a Real Madrid encarrilar su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones.

“¡Qué bueno que viniste!”, tituló hoy Marca en primera página. “Bendito Di María”, suscribió “As”, que añade: “Salió y deshizo el entuerto para el Madrid. Su gol, mezcla de clase y calidad, da el liderato del grupo”.

Di María se convirtió en el primer fichaje de Real Madrid en la “era Mourinho” después de que el equipo merengue pagase 24 millones de euros (32,6 millones de dólares) al Benfica portugués.

La contratación también tuvo su parte de polémica. Primero, por el precio del futbolista, considerado por parte de la prensa como excesivo por tratarse de un jugador poco conocido en Europa. Tampoco ayudó mucho el discreto Mundial realizado por el jugador con la Argentina de Diego Armando Maradona, aunque tuvo a su favor el no haber jugado casi nunca en su posición natural.

Otro elemento para la polémica fue que Di María llegó al club blanco bajo la tutela de Jorge Mendes, un representante muy conocido en Real Madrid, el mismo que llevó al Bernabéu a Cristiano Ronaldo, Pepe o el propio Mourinho. “Mendes, el amo del Bernabéu”, tituló por entonces la revista “Don Balón”.

La temporada comenzó con impactantes actuaciones del alemán Mesut Özil, pero su popularidad fue disminuyendo en las últimas semanas a medida que aumentaba la de Di María. Así, el argentino marcó un espectacular gol ante Real Sociedad, el 18 de septiembre,  al colocar un derechazo lejos del alcance del arquero. Es, hasta ahora, el mejor tanto de los blancos esta temporada.

Di María es un extremo clásico, y la hinchada de Real Madrid siempre sintió devoción por ese tipo de futbolistas que juegan pegados a la línea de banda. Ahora su objetivo es conseguir la regularidad en su juego.

La situación del argentino contrasta con la de compañeros como Cristiano Ronaldo, Gonzalo Higuaín o Karim Benzema, futbolistas que en los primeros tramos de la temporada parecen peleados con el gol.

Real Madrid apenas logró nueve goles en los siete partidos disputados esta temporada. Siete en 159 remates. Una estadística más que pobre para un equipo que presume de tener a algunos de los delanteros más cotizados del mundo.

Pero no sólo está la frialdad de los números. También está esa sensación que transmite el equipo de Mourinho, la de un equipo más preocupado en defender que en atacar. Eso ya lo vivió la hinchada blanca con el italiano Fabio Capello. Y no le gustó. Pero en ese marco, Angelito Di María parece romper el molde en el club merengue.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS