Ovación

Para la policía la gresca en la que detuvieron al hermano de Lavezzi "pudo terminar en tragedia"

Lo dijo hoy en La Ocho Héctor Gamboa, jefe de la seccional de Alvarez, quien intervino ayer en los disturbios desatados tras la suspensión del partido entre Oriental y Coronel Aguirre. Hubo dos heridos y fue preso con un arma limada Diego Lavezzi, presidente de los rojiverdes y hermano de Ezequiel, jugador de Nápoli y la selección.

Lunes 12 de Diciembre de 2011

El comisario Héctor Gamboa, titular de la seccional de Alvarez, cuyo personal intervino ayer en el hecho de violencia desatado tras la suspensión del partido entre Oriental y Coronel Aguirre que terminó con dos heridos y la detención de Diego Alberto Lavezzi, presidente de los rojiverdes y hermano de Ezequiel, jugador de Nápoli y la selección nacional, ratificó esta mañana en “La que se viene” por La Ocho que la trifulca “pudo terminar en una tragedia”.

“No estaba autorizado y tenían conocimiento la liga y las autoridades de la Unidad Regional II de la policía santafesina”, comenzó aclarando esta mañana el titular de la seccional de la localidad ubicada a 17 kilómetros de Rosario.

“Es de público conocimiento la rivalidad tanto a nivel fútbol como institucional entre los dos clubes y por eso mismo se buscó una cancha neutral”, dijo Gamboa y agregó “sin violar el secreto de sumario, el partido se jugó hasta los 40 minutos del segundo tiempo cuando ganaba Coronel Aguirre 4 a 0 y el árbitro dado que los jugadores se golpeaban demasiado suspendió el partido. Se retiran los jugadores y cuando la gente de los dos clubes por diferentes lugares comenzaba a hacerlo pese a que el pedido fue no hubiera simpatizantes. En la calle, frente al club primero se agredieron con elementos contundentes y luego hubo disparos de ambos sectores. Teniendo en cuenta la cantidad de gente y el lugar podría haber sido una tragedia, por suerte hasta el momento hay dos heridos identificado que no revisten gravedad”, abundó el uniformado sobre los graves incidentes  desarrollados en la cancha ubicada en la intersección de Saavedra y Las Heras, en Alvarez.

“Luego de todos los trámites y de haber prestado declaraciones y realizado las pericias que pidió el Juzgado siguen dentro de la causa pero en estado de libertad”, concluyó el jefe policial sobre el destino del hermano de Pocho Lavezzi y presidente de Coronel Aguirre, detenido mientras se encontraba con su hijo de 15 años con una pistola 9 milímetros en su poder sin su correspondiente numeración.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario