Ovación

Para Javier Pinola, “el objetivo de Central es ganar y no sólo el clásico”

El defensor se mostró confiado por el presente auriazul y marcó la cancha de cara al partido clásico ante Newell’s: dijo que la meta de los canallas es pelear el torneo hasta el final.  

Lunes 07 de Septiembre de 2015

Se para sobre los cimientos que fue forjando con profesionalismo para hacer eje en el derby que ya se palpita y vive en nuestra ciudad sin herir susceptibilidades. Javier Pinola dejó expuesto en el mano a mano con Ovación que lleva en su ADN la sana cultura futbolera. “El objetivo es ganar, y no sólo el clásico, sino también para continuar luchando y estando arriba”, remarcó el experimentado defensor de Central a modo de prólogo. “Con relación a Newell’s no voy a hablar, porque no me corresponde. Me intereso sólo en lo que tenemos que hacer nosotros. Después, la verdad se verá el domingo a partir de las 15.10”, acotó con firmeza alemana. “Pero antes habrá que trabajar y estudiar mucho en la semana para ver por dónde podemos lastimarlo”, agregó el ex Nüremberg a modo de juicio y dejando en claro que la meta colectiva no pasa simplemente por lo que se vivirá el domingo en el Gigante, sino por la lucha en pos de llegar a la última fecha con chances claras de terminar bien alto la campaña.

  —¿Cómo te encuentra la previa de cara a tu 2º clásico?
  —Estoy tranquilo y con muchas ganas de jugar. Por ahí el tema de que venimos de cuatro partidos seguidos ganando hace que querramos acostumbrarnos a eso, a ganar. Y todos saben en este ambiente que no hay nada más lindo que ganar y jugando bien.

  —¿Se puede decir que ya sabés de qué se trata un Central-Ñuls, ya que no sólo involucra a los equipos sino a la sociedad?
  —Sí, sé que es así porque me tocó vivirlo hace un tiempito, pese a que en aquel momento estaba en el hotel y no salía mucho. En cambio, ahora siento como que es una semana bastante especial. Igualmente mi rutina no la podré cambiar. Llevaré a mis hijos al colegio y seguro alguien me recordará que el domingo está el clásico. Pero nada, estoy tranquilo y soy consciente de lo que significa este partido. Aunque sinceramente trato de no volverme loco porque sé lo que tengo que hacer. Al contrario, trataré de disfrutarlo.

  —¿Un jugador con tu experiencia se puede volver loco en la previa de un derby?
  —Pasa que soy muy pasional y ansioso. Tengo ganas de que llegue ya el partido. Si bien lo manejo un poco y trato de abstraerme, la realidad es que mi cable a tierra son mis nenes. Estar con ellos me despeja mucho y disfruto de otras cosas. Eso me hace después llegar mejor a cada partido.

  —¿Y ya tomaste conciencia de que encajaste rápido en la piel del hincha,ya que no es normal que en Central reconozcan a alguien en tan poco tiempo?
  —Si bien leo los twitter, como también la gente me dice cosas, la verdad es que sólo tengo palabras de agradecimiento hacia ellos. Pero soy consciente de que para meterse en la piel de ellos uno tendría que ganar algo. Y es a lo que aspiro. Lo más importante hoy por hoy es que se identifiquen con el equipo. Lógico que los elogios me alegran, hace que siga trabajando y luchando día a día como también a no bajar los brazos.

  —¿Los favorece en algo saber que Newell’s sigue sin despegar en el torneo o lo toman como una ventaja porque ustedes demuestran fecha a fecha que no negocian la actitud?
  —Es que es un tema complicado porque un clásico es un clásico. Lógicamente venimos bien y hay que seguir así. Aunque si hay algo que a este grupo lo caracteriza es que siempre busca más y más. No desvía el foco del propio objetivo. Con relación a Newell’s no voy a hablar, porque no me corresponde. Me intereso sólo en lo que tenemos que hacer nosotros. La verdad se verá el domingo a partir de las 15.10. Pero antes habrá que trabajar y estudiar mucho en la semana para ver por dónde podemos lastimarlo.

  —Este grupo tiene una historia que marca que varios de estos jugadores ganaron los cuatro clásicos al hilo, pese a que demuestran desde hace tiempo que no se quedan en esa zona de confort popular porque buscan siempre mejorar sobre todo para no desviar el objetivo real que son San Lorenzo y Boca.
  —Es así. El objetivo es ganar, y no sólo el clásico. Hay que hacerlo, continuar luchando y estando arriba en las posiciones. Esta es una oportunidad tan linda que no se puede vivir cada año. Así que hay que seguir por este camino y manteniendo la humildad. No será fácil porque es un clásico y lo tenemos muy en claro. Pero el desafío es el próximo partido sabiendo a su vez que es un derby.

  —¿Se puede disfrutar jugar el clásico o hay tanta tensión que es imposible desconcentrarse un instante?
  —Hay mucha tensión. No sé si se disfruta tanto como la gente. Por ahí hay partidos que se resuelven por un error y hay que estar bien concentrado. Por eso hay que abstraerse de lo que pasa fuera de la cancha. De hecho, el último clásico lo disfrutamos recién cuando terminó el partido. Es que antes y durante no vamos a disfrutar nada. Sólo iremos a disputar cada pelota como si fuera la última.

  —¿Es una ventaja jugar en el Gigante por todo lo que representa para ustedes?
  —Eso depende de cada grupo. En el caso de este plantel, que sabe lo que tiene que hacer y entrena cada día para llegar de la mejor manera a cada partido, será fundamental estar metido en todo momento en lo que pasa dentrro del campo de juego para que después el aliento de la gente sea una ventaja para nosotros.

Disfruta y palpita lo que viene

Hay un abanico de particularidades que caracterizan a Javier Pinola. Aunque no deja de llamar la atención la inmediata inserción y seguridad que mostró en el plantel canalla. Sobre todo porque venía de otra latitud. De una fría y segura Alemania. Sin embargo, llegó con el bolsito de la ilusión a cuestas y se erigió rápidamente en uno de los pilares del equipo.

“No sé si me sorprendió integrarme rápido porque el grupo me hizo sentir bárbaro de entrada y eso ayudó e hizo que todo fuese más sencillo. Además venía con mucha confianza y ganas de jugar. Sobre todo por lo que había hablado, sea con el Chacho como también con gente de esta ciudad. Sin dudas, cuando uno viene con ese pensamiento y mentalidad, las cosas se hacen luego más simples”, afirmó uno de los mejores defensores que exhibe fecha a fecha el torneo argentino.

  —¿Ya saben cómo hacer para frenar la ansiedad de la gente, que está ilusionada como ustedes sabiendo que sólo restan siete finales?
  —Tratamos de abstraernos de esa ansiedad. Por eso hay que encarar lo que viene como lo hicimos ante Arsenal, cuando estuvimos muy concentrados y fuimos pacientes. Quedan menos partidos y menos puntos para descontarles a los que están arriba. Lo ideal es no desviar el foco y seguir trabajando porque este grupo se viene rompiendo el lomo desde hace 8 meses. Ahora viene la parte más linda y hay que estar más motivados que nunca. Es para disfrutarlo, pero sabiendo a su vez lo que nos jugamos.

Con el gen canalla inyectado en las venas. Pinola remarcó en varios pasajes de la entrevista exclusiva que de ahora en más no deben entrar en la ansiedad de la gente. Por eso, cuando se le consultó cómo harán Ruben, el Chelito, Nery y muchos más que además de ser jugadores son hinchas de Central, Javier fue contundente. “Seguro que no debe ser sencillo porque están muy identificados con el club. Y a esos nombres hay que sumarle al Loncho (Ferrari). La verdad es que ellos nos contagiaron a los que venimos de afuera ese gen que llevan adentro. Para ellos juega un poco los sentimientos y van a salir más motivados aún”, cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS