Ovación

Paolo Montero hizo un cambio obligado y además una prueba

En el ensayo futbolístico de ayer Herrera estuvo en lugar de Ruben y Tobio fue incluido en el segundo tiempo. Subió Martínez y salió Colman.

Viernes 22 de Septiembre de 2017

Los tres partidos que se le vienen a Central son fundamentales, sobre todo los dos primeros. Contra Banfield el canalla deberá buscar el salto en la Superliga, sin que ello implique desgastar la máquina de cara a lo que será el choque del próximo miércoles en Mendoza, ante Boca por Copa Argentina. Todavía le quedan algunos días más de trabajo por delante a Paolo Montero, pero por lo realizado en la práctica de ayer, al DT parece importarle poco el día menos de descanso que tendrá en relación a los xeneizes. Es que tal como anticipó Ovación en su edición de ayer, la idea de Paolo es apostar por lo mejor que tiene para recibir al Taladro. En esa línea se desarrolló el ensayo futbolístico, el que parece haber entregado ya la certeza de que Marco Ruben finalmente no jugará el domingo en el Gigante, pero también que la intención del técnico canalla es no guardarse nada. Sí hay un molde que podría romperse en lo que tiene que ver con la defensa, ya que Tobio arrancó para el equipo alternativo pero terminó jugando para los titulares, en lugar de Gustavo Colman.
   Hay una señal concreta, inequívoca que Montero entregó en el entrenamiento de ayer en Arroyo Seco. Fue la apuesta del mismo equipo que salió a jugar el pasado lunes en cancha de Temperley. Con una excepción, claro: la salida de Ruben.
   El delantero tiene prácticamente un pie afuera del choque contra Banfield producto de la distensión en la parrilla intercostal izquierda que sufrió en el sur bonaerense. Y si bien no hay confirmaciones sobre el tema es prácticamente un hecho que esta vez Ruben sería preservado para poder contar con él el miércoles en Mendoza. Ayer en su lugar el acompañante de Fernando Zampedri en la ofensiva fue Germán Herrera.
   El resto fueron los mismos, lo que parece ser todo un indicio. No sólo en relación a los nombres propiamente dicho, sino al convencimiento por parte del entrenador de buscar el despegue con lo mejor que tiene. Las puertas cerradas del entrenamiento impidieron que los detalles tuvieran una mayor consistencia, pero desde el esquema mismo también habría una ratificación. De hecho fue el propio Montero quien en el vestuario de Temperley señaló que "este es el camino" y que el nuevo formato del equipo necesita "más tiempo de trabajo".
   No obstante, uno de los datos destacados de la jornada fue la aparición de Tobio en el primer equipo. El hecho de no haber estado desde el arranque es lo que potencia las conjeturas sobre su debut, pero no es un dato menor que en la segunda parte del entrenamiento el técnico lo haya incluido.
   Ahí si hubo algunos retoques importantes, más que nada desde lo posicional. Porque Mauricio Martínez se mantuvo en cancha y quien dejó el equipo fue Colman. El ex Unión fue a la posición de Romero y el uruguayo se tiró unos metros hacia la derecha.
   Esta posibilidad fue la que planeó Montero la semana pasada, previo a Temperley, pese a que al día siguiente, en el entrenamiento del sábado, ni siquiera la probó. Pero ayer la cosa fue distinta.
   Quizá esa chance esté apuntada más al partido con Boca que al de Banfield. Es que, se supone, el del miércoles es uno de esos encuentros en el que la experiencia puede ser fundamental.
   A esta altura Tobio ya está en las condiciones físicas que el cuerpo técnico pretendía, después de un par de semanas de acondicionamiento físico. Y a nadie escapa el detalle de que por la inversión realizada, pero sobre todo por la experiencia, el defensor tarde o temprano va a hacer su aparición.
   Lo que hay es apenas un indicio, concreto por cierto, pero que no pasa de eso, de una simple especulación. De igual forma, el hecho de haber ensayado con lo que hoy es la base del equipo es un dato para no pasar por alto.
   Montero sabe mejor que nadie que el equipo necesita levantar cabeza en una Superliga en la que aún no perdió pero en la que los resultados distan demasiado de lo esperado. Y nadie mejor que él para entender la importancia del partido por Copa Argentina. De igual forma, en esa estación por estación sobre la que se trabaja, para el domingo habría una apuesta firme.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario