Ovación

Palermo muy emocionado: "Mi hijo me ayuda desde arriba"

"No esperaba ni imaginaba que mi carrera terminaría así, más después de lo que pasó en el ´99 (los tres penales errados ante Colombia)", dijo el héroe de la noche que tuvo la revancha con la camiseta argentina..

Sábado 10 de Octubre de 2009

Martín Palermo aseguró esta noche  sentirse marcado por “el de arriba”, tras darle el agónico  triunfo por 2-1 al seleccionado argentino de fútbol sobre Perú en la  lluviosa noche del Monumental.

“No se me cruzó que podía marcar yo. El viento, la gente como  estaba. Creo que es el destino, el de arriba me marca en los  momentos que más lo necesito y me da esas fuerzas para estar en el  momento justo para anotar”, consideró el delantero, cuya vida  deportiva es digna del mejor guión de una película de Hollywood.

“Me emocioné mucho luego de meter el gol, después de tanto  sufrimiento hay que desahogarse así. Uno lo siente así por todos los  momentos que ha pasado, ésto es para sentirlo, emocionarse y  vivirlo de esta manera”, analizó el atacante xeneize.

Con respecto al análisis del encuentro, Palermo sostuvo que  hubo que “sufrirlo hasta último momento”.

“Uruguay será otra final, disfrutemos ésto y a partir de  mañana nos pondremos a pensar en el partido del miércoles”, puntualizó.

Consultado acerca del amor que hoy por hoy le brindan todos  los hinchas del fútbol argentino, no sólo los boquenses, el Titán  aseguró que “el día de mañana será lo lindo”, en alusión al  reconocimiento que palpita por lo hecho en el club y en el seleccionado.

“No me esperaba, ni imaginaba que mi carrera me dejara ese  único paso por la Selección en 1999, donde terminé quizá con una mala  imagen por los penales errados. Después de diez años el fútbol me  dio esta oportunidad de poder estar acá y lo estoy disfrutando  mucho”, resaltó.

Por otro lado, mostró su lado de luchador, de ferviente  guerrero para reponerse de una y mil adversidades que lo mantuvieron  alejado de las canchas en diferentes lapsos de su carrera  profesional.

“Quizá la esperanza de estar en la Selección nuevamente volvió  a surgir dentro mío antes de la lesión del año pasado, cuando  pude ser convocado por el Coco (Alfio Basile) en ese momento”,  comento detallando el goleador.

“La sensación de poder estar volvió con Diego (Maradona).  Sabía que debía recuperarme por algo que llevo dentro. Mi sacrificio,  nunca bajar los brazos y siempre mirar para adelante, son  constantes para poder superar los obstáculos”, argumentó.

Por último, aclaró que al seleccionado sólo le falta un paso  para cumplir con el objetivo de clasificarse a Sudáfrica 2010.
“Esperemos que el miércoles le podamos dar una alegría a la  gente para poner a Argentina en el Mundial”, culminó. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS