Ovación

Pagó caro la falta de oficio

Central Córdoba se descuidó en el adicional y lo terminó perdiendo al final, jugando con uno más.

Lunes 09 de Marzo de 2015

ACentral Córdoba le faltó oficio para no quedarse con las manos vacías en el tiempo adicional y cuando hacía rato que jugaba con uno más. Esa maña que en cambio tuvo Cañuelas para llegar poco y lastimar mucho. Allí estuvo la diferencia en la que radicó la derrota del charrúa por 3 a 1 contra el ahora solitario líder del torneo, al menos hasta que hoy juegue Argentino de Quilmes.
  Lo doloroso para el equipo de Ariel Cuffaro Russo es que el 1-1 asomaba como inamovible en los instantes finales. A esa altura, Central Córdoba menguaba sus fuerzas después de 20’ en los que fue con decisión, mientras que Cañuelas permanecía agazapado. Pero el charrúa quedó mal parado atrás en el primer minuto de descuento y Benaducci sacó provecho. Habilitó a un solitario Guzmán, cuyo remate fue tapado en un primer momento por Leguizamón. El rebote le quedó al delantero para empujarla al gol.
  El local no había salido del asombro que le dieron otro cachetazo en el cuarto minuto adicional. Se la robaron a Brian Meza y Mauro Boaglio lo liquidó.
  Antes de esos instantes fatídicos, hubo un partido friccionado y cortado a partir de la postura de Cañuelas de interrumpir el juego de su oponente. Central Córdoba lo sufrió, aunque no es justo echarle toda la culpa al rival. Durante la primera etapa y parte de la segunda, se repitió con pelotazos buscando la cabeza de Fernando Resler. Sin generación y sin desborde, chocó una y otra vez, más allá de que tuvo un par de aproximaciones en el primer período, un tiro de Ferrari y una entrada de Resler, abortadas por el arquero Gambetta.
En la otra vereda, Cañuelas facturó en la primera que tuvo, a los 7’ del segundo tiempo. Báez metió un pase profundo, Sáez la dejó pasar entre sus pies y Benaducci se fue en soledad por izquierda. Centro bajo y Brunetti facturó.
  Golpeado, Central Córdoba jugó peor. No tuvo la pelota. Pero Cristian Cuffaro Russo cabeceó un tiro libre de Moya, empató (fue el primer gol que le hacen a Cañuelas en el torneo) y revivió al charrúa. Con el volante Moya ubicado en el medio y el ingresado Mustachi sobre la izquierda, el local se mostró agresivo, utilizó mejor los espacios y tuvo mayor criterio para manejarla. Sin deslumbrar ni ser una tromba, insinuaba que podía. Encima, a los 78’ se fue expulsado Benítez.
Pero llegó el desenlace y al punto, que no era malo, lo dejó escapar. No es para hacerse drama, aunque la tabla del promedio lo encuentre último. Todavía falta mucho.

Cuffaro Russo: “El resultado fue mentiroso”

Según la visión del entrenador de Central Córdoba, Ariel Cuffaro Russo, la falta de puntería y algunos descuidos lo condenaron. “En el balance, el resultado fue mentiroso”, subrayó el técnico charrúa.
“Queda la bronca de que se generó mucho y se podría haber asegurado el partido. Pero cometimos algunos descuidos que debemos tratar de corregir, aunque no fueron groseros sino producto de ir a buscar la victoria. Nos costó generar el fútbol que uno quiere, un poco por el juego cortado que ellos propusieron, otro poco por la imprecisión y también por el calor”, señaló.
Por otro lado, Marcelo Zaen, que debió salir a los 12’ del primer tiempo, contó que sintió “un pinchazo” luego de tirar un centro. Hoy le harán estudios para saber si es un desgarro u otra lesión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS