Ovación

Paglialunga demuestra confianza: "De esto saldré con fuerza"

Parece estar enfundado en una coraza de optimismo. Mario Paglialunga vive las horas previas a la intervención quirúrgica del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda con una gran dosis positiva...

Lunes 01 de Noviembre de 2010

Parece estar enfundado en una coraza de optimismo. Mario Paglialunga vive las horas previas a la intervención quirúrgica del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda con una gran dosis positiva. Por lo menos esa es la impresión que deja en cada frase que desprende, mientras se sigue reclutado en la intimidad de sus seres más cercanos. Al mediocampista central le aguardan varios meses fuera de la acción deportiva competitiva. Mañana será operado.

Pero trata de enfocar su perspectiva en lo que vendrá. "Ya está, ahora no me queda otra que mirar hacia adelante y pensar en que todo saldrá y terminará bien", asegura de movida. "Lógico que tuve mis días de bronca, pero por suerte ya pasaron. De esto se sale con fuerza y haciendo una buena recuperación. Y estoy mentalizado para asumir el reto que viene en este aspecto", retrucó a modo de desafío el jugador canalla.

Su pierna izquierda está estirada y bien resguardada por una férula negra. De fondo, las muletas parecen estar custodiando su espigada figura. Sus palabras suenan firmes y seguras. Su mirada gira hacia su alrededor ante cada pregunta. Aunque hay pequeños instantes donde sus ojos le brillan. Como si fueran de impotencia. "Es que es verdad, en los últimos cinco meses me pasó todo junto. Primero vino la pérdida de categoría y ahora esto. Si bien son cosas que pasan en la vida de un jugador, también es cierto que duelen mucho", confiesa Mario.

Y de inmediato aclara: "De la única manera en que se sale de esto es no bajando los brazos y mirando hacia adelante. En el momento en que te entregás, ahí perdés. Por eso es que me apoyo en mi familia y mi novia. Sé que esto no quedará acá porque tengo mucho camino por recorrer aún. Y Dios quiera que todo se termine dando de la mejor manera".

"¿Sabés que pasa? La familia del futbolista u otro deportista también sufre cuando pasa algo así. Es como dijo mi vieja una vez en una nota que le realizaron para el Día de la Madre: «se vive acorde a cómo esté uno». Es que si te ven mal, es lógico que ellos también tendrán la cara larga o sentirán impotencia", afirma desde sus fibras íntimas y antes de dar dos pequeños golpecitos sobre su mesa.

Paglialunga asegura que "no podría definir este momento con una frase. Tengo un poco de bronca, sí, pero tampoco no me quiero volver loco porque una lesión se supera estando bien de la cabeza. Y en ese aspecto estoy con muchas ganas de superar esta mala etapa. Es más, esta mala racha, para mí, termina acá. Quiero mirar el mañana de manera positiva".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS