Ovación

Otra vez Jockey Club quedó cerca de la consagración

Jockey Club estuvo cerca de la gloria, pero al final no pudo destronar al rey Hindú y perdió 18-13.

Domingo 17 de Noviembre de 2019

No pudo ser. Otra vez Jockey Club quedó cerca de la consagración. Coqueteó con la gloria pero no llegó a enamorarla y perdió 18-13. Hizo lo que pudo, pero la nafta no le alcanzó para destronar al rey Hindú, que con la de ayer sumó su quinto Nacional de Clubes consecutivo y el décimo de su historial.

El elefante de Don Torcuato aplastó cualquier sueño de campeonato del equipo de Fisherton y lo hizo sin desesperarse, aprovechando cada oportunidad que tuvo para sumar.

Es cierto que Jockey llegó a la cita sin el cartel de candidato, pero también es cierto que tenía un buen equipo para aspirar a algo serio. Sólo les faltó convencimiento para ganar una pulseada que de por sí ya era brava por la calidad del rival y por la condición de visitante (aunque esto último pasó casi inadvertido ya que fueron casi dos mil los hinchas que se trasladaron hasta Don Torcuato para vestir de verde y blanco las coquetas tribunas del Hindú). Se equivocó mucho, quizás más de la cuenta para un partido de estas características. No encontró respuestas. El juego del verdiblanco venía en ascenso, pero tenía que refrendar todo lo que había hecho en el partido decisivo en una final del calibre de la que se disputó ayer. Pero no pudo hacerlo por errores propios y mérito del rival, que también juega y esta vez lo hizo mejor y por eso se quedó con el premio mayor.

No obstante, este trago amargo no tiene por qué deslucir lo que hicieron en el torneo, que realmente fue muy bueno. Tras disputar un torneo del Interior con muchos altibajos, donde el equipo nunca terminó de aparecer más allá de que tuvo interesantes actuaciones, un gran replanteo interno hizo que en el Nacional de Clubes los propios jugadores tomaran otra postura. Fueron ellos mismos los que vieron que las cosas le empezaban a salir como pretendían y fecha a fecha fueron consolidando su juego y sus ambiciones. La explicación no tiene misterios: empezaron a creer en ellos mismos. El título quedó cerca y ya pasó a ser una anécdota. Lo importante fue cómo llegó hasta la final. En base a mucho esfuerzo y dedicación subió la vara. No fue fácil el camino, como tampoco la definición. Ganarle a equipos durísimos como el SIC, Regatas Bella Vista, CUBA o el propio y Duendes es muy meritorio, más allá de que al paladar verdiblanco le que quede un sabor amargo por haber perdido en la definición. Es cierto, el objetivo no se consiguió, pero que el árbol no tape el bosque.

El verdiblanco afrontó la final del torneo más importante de la Argentina, quizás con ese temor reverencial que hizo más grande la figura de Hindú, aunque la distancia entre los semifinalistas (se puede sumar a Gimnasia y Esgrima en ese lote) este año fue reducida a su máxima expresión. No hubo tantas diferencias en los partidos entre sí.

Si bien en la previa Jockey carecía de una intención de voto importante para su consagración, el verdiblanco estuvo a la altura de la final, pero los aplausos los terminó acaparando, una vez más, el equipo local.

Jockey no jugó como lo hizo en la semifinal, pero aun así estuvo cerca, aunque lejos de romper con la hegemonía de Hindú, el gran Elefante que dominó la escena nacional.

En este contexto hay que destacar el trabajo en conjunto, de los que titulares y también de los suplentes que supieron aportar su granito de arena desde donde les tocó, como por ejemplo Alejo Fradua, el único sobreviviente de la epopeya de 1997, quien si bien no fue titular volcó toda su experiencia para el crecimiento del grupo.

La derrota por definición duele, pero la de ayer golpeó duro porque la ilusión era muy grande. No se dio. Jockey transitó el camino a la final de manera impecable, pero no pudo ponerle la frutilla al postre en el partido decisivo. No pudo revalidar sus credenciales por lo que la mágica noche del 97 seguirá teniendo el encanto de ser la única en la que pudo colgarse el cartel de ser el mejor equipo de la Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS