Ovación

"Ojalá pueda coronar este momento saliendo campeón", sentenció Marco Ruben

El delantero está contento con el presente y se anima a soñar, pero sabiendo que el equipo tiene cosas para corregir en una parte del campeonato en la que el margen de error se reducirá a su mínima expresión

Jueves 06 de Agosto de 2015

Si de analizar la campaña de Central se trata es indudable que la mayoría de los adjetivos utilizados se escribirían en a columna del haber. Para el equipo en sí y para algunos jugadores en particular, como el caso de Marco Ruben, hoy goleador del certamen y, sin dudas, una de las principales figuras del Canalla. "Es uno de los mejores momentos de mi carrera", tiró ayer el delantero auriazul, quien enfundado en la ilusión fue por más: "Ojalá que sea hasta el final del torneo y que pueda coronar este buen momento saliendo campeón". Y estas declaraciones no sorprenden. Al menos desde el punto de vista del objetivo trazado en el inicio de la temporada y del que el propio Ruben se hizo cargo sin esquivarle al bulto.

Trece goles para 19 fechas es una marca altamente llamativa. Ni más ni menos que la base a partir de la cual comprender las sensaciones de Ruben cuando habla de que está atravesando el mejor momento de su carrera. Desde ese lado también se entiende el anhelo de llegar a cumplir el sueño de dar la vuelta en el regreso al club que lo parió futbolísticamente.

¿Sencillo? No parece. Es que el propio Ruben analiza de buena forma que hay muchas cosas por mejorar, amén de que no dudó en afirmar: "Estamos en una situación privilegiada porque es un torneo de muchos equipos y estamos a sólo cuatro puntos de los líderes". Y agregó: "No sé si lo imaginábamos, pero sí que lo pretendíamos porque era nuestro objetivo".

El partido contra Sarmiento dejó a los jugadores con una "sensación amarga" por el empate, pero ellos mismos entendieron que al final de la jornada se encontraron con que "habíamos acortado un punto", según palabras del atacante, quien entiende que "a veces las cosas que parecen malas no lo son tanto. Es un torneo difícil, en el que tenemos que pelear cada partido y en el que a los otros equipos también se les hace difícil. Esto va a ser largo y hay que seguir metido. Lo más importante es estar siempre prendido y por supuesto seguir mejorando".

Y si hasta aquí fue duro, lo que resta puede ser más complejo aún, ya que "en las últimas fechas todo se hace más definitorio. Los equipos grandes creo que van a empezar a perder menos puntos, por lo que habrá que seguir a este ritmo. Cada vez habrá menos margen de error".

La reflexión de Ruben sobre lo que puede suceder con el comportamiento de los equipos denominados grandes lleva a pensar que del lado de Central habrá un esfuerzo supremo por delante. "Va a ser así y por eso tenemos en claro que no debemos cometer los errores que venimos teniendo. También vamos a estar más obligados a estar más concentrados, a jugar mejor y a regalar menos tiempos de cada partido".

—¿Es una ventaja que todavía tengan que enfrentar a San Lorenzo y Boca?

Es importantísimo que nos queden dos partidos contra equipos que seguramente van a pelear hasta el final. Es una ventaja siempre y cuando nosotros estemos debajo de ellos.

—¿Van a tener que mejorar en lo que tiene que ver con la campaña de local?

Seguro que hay que mejorar. Si queremos pensar en pelear hasta el final del campeonato tendremos que mejorar la campaña que estamos haciendo de local y mantener la que estamos haciendo de visitante. En cuanto a los porqué estará en encontrarle la vuelta a la forma que traen los otros equipos, que es acortar los espacios y meterse atrás. Indudablemente se nos está haciendo difícil encontrar esos espacios para romper esas líneas y atacar con claridad. Debemos trabajar mucho para a llevar a cabo un juego que nos permita crear más situaciones.

—Coudet habló mucho del posclásico. ¿Hubo algo de eso contra Sarmiento?

Si me pongo a pensar si pesó o no el posclásico diría que no, pero puede ser algo psicológico y uno no se da cuenta. Sí es un hecho que las cosas no nos salieron en el primer tiempo y por eso nos fuimos al descanso un gol abajo.

—¿El nerviosismo al que los llevan los rivales influye?

La paciencia es una de las cosas que tenemos que mejorar, sumada a otras situaciones como la del posicionamiento en el campo de juego.

—¿Cómo se ven de aquí al final del campeonato?

Peleando cada partido y si seguimos dando todo como hasta ahora, nos vamos a ver con más posibilidades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario