Ovación

Norberto Speciale analizó el futuro de Central: "Tenemos muchas ilusiones"

El presidente canalla habló de un "balance positivo" del semestre que acaba de finalizar. Pero sabe que la situación del club no es sencilla, no sólo por el ríspido camino que significa lograr el ascenso, sino por la crítica situación económico-financiera que vive el club.

Lunes 02 de Enero de 2012

Rosario Central aún convive con el martirio de lo que significa tener que militar en la B Nacional y contra eso hay pocas cosas por decir. No obstante, el final de 2011 y principio de 2012 encontró al equipo en una posición más que expectante, con 31 puntos (a 4 del líder Instituto y a 2 del escolta River), por eso Norberto Speciale habló de un "balance positivo" del semestre que acaba de finalizar. Pero el presidente canalla sabe que la situación del club no es sencilla, no sólo por el ríspido camino que significa lograr el ascenso, sino por la crítica situación económico-financiera que vive el club. Sobre estos y otros temas se explayó el mandamás de la institución de Arroyito en el extenso mano a mano que mantuvo con Ovación cuando el 2011 llegaba a su fin. "Creo que lo que se hizo fue bueno, a tal punto que la campaña de este último semestre nos hizo olvidar la primera parte del año, que no fue bueno porque pensábamos lograr un objetivo y no lo alcanzamos. Igualmente eso hay que tomarlo como experiencia y fue esa experiencia la que nos llevó a orientar todo respecto a traer un técnico muy serio y profesional como lo es Juan Antonio Pizzi", apuntó. Y fue por más: "Tenemos muchas ilusiones para lo que será la segunda y definitiva etapa del torneo".

En sus primeras palabras Speciale dejó entrever que hubo una etapa de aprendizaje de aquel accionar que hicieron estéril los intentos de ascender en el primer año de gestión de la actual dirigencia. ¿Qué varió de aquellos yerros a hoy? "Cambió el ajuste que se hizo en el plantel respecto a un par de jugadores que estaban faltando y sobre todo el tema del técnico, porque creo que la mano de él fue fundamental. Del lado nuestro fue la gestión por haberlo traído a Pizzi y también en el tema refuerzos de jerarquía. Es muy fácil hablar de traer buenos jugadores, pero por la situación en la que está Central es muy complicado.

-Hace mucho hincapié en Juan Antonio Pizzi. ¿Qué encontraron en él, más allá de sus condiciones como técnico?

-Mucha personalidad, profesionalismo y seriedad con la que se maneja tanto dentro de la cancha, en los entrenamientos como fuera del ambiente del fútbol. Todo eso me sorprendió gratamente. Siempre dije que estaba preocupado después de esa racha de empates que tuvimos de local y si hubo alguien que me transmitió tranquilidad fue Pizzi. Después las cosas se dieron como él me las había dicho. En su momento me dijo “quedate tranquilo que al equipo ya lo encontré y esto cambia muy rápido” y en el próximo partido, contra Ferro, Central hizo hizo un quiebre en todo sentido. Y no fue porque se lo imaginaba, sino porque confiaba en su trabajo.

¿Todo esto acrecienta aún más las expectativas?

—Si hablamos del técnico, yo quisiera que Pizzi siga hasta 2014, que es el fin de nuestro mandato. En algún momento se pueden dar o no los resultados pero lo que nadie le va a quitar a este cuerpo técnico es la seriedad con la que trabaja y la confianza que genera en los hinchas. Central hoy sabe a lo que juega. No obtuvimos todos los resultados que hubiéramos querido, pero son etapas que hay que pasar para llegar al objetivo. Hoy hay un buen plantel, un excelente cuerpo técnico y sobre todo muchas expectativas.

¿Condicionó en algo el descenso de River?

—Futbolísticamente no. Nosotros ya veníamos hablando con Pizzi antes de que descienda River, incluso de los posibles refuerzos, como los casos de Talamonti, Lequi y Ferrari. Creo que el único condicionamiento para Central puede venir por el lado de que con este plantel y este cuerpo técnico, el año pasado hubiésemos estado algunos puntos por encima del resto. En esta temporada el torneo es más competitivo porque además de River se agregaron Quilmes, Huracán, Gimnasia. Por eso estamos peleando la punta entre varios. Pero con lo de River lo que se logró fue hacer el campeonato más atractivo y por supuesto más competitivo.

Siempre se habló de que los clubes deben moverse en la AFA. ¿Desde ese lado tampoco nada cambió?

—La gente de River tiene una presencia mínima en la mesa directiva de la divisional y no asisten a todas las reuniones. No es el tema de los pasillos de la AFA porque en lo personal pienso que es más un mito que otra cosa. Lo que sí hay que tener es un respeto por la entidad madre del fútbol argentino y comportarse acorde a las circunstancias. Todo lo demás es política dentro de la AFA pero fundamentalmente para los que deciden hacer política.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario