Ovación

"No perdió Central, perdió el fútbol", afirmó Chacho Coudet

El técnico volvió a cuestionar al árbitro Ceballos y si bien dijo que "no fue adrede" recalcó "errores muy groseros". Y añadió que está "mal y dolido".

Viernes 06 de Noviembre de 2015

El día después de la derrota, Eduardo Coudet se mostró más calmado, aunque no modificó la mirada sobre lo ocurrido en la Copa Argentina. Habló de la responsabilidad de Diego Ceballos y si bien manifestó que lo del árbitro "no fue adrede, pero tuvo errores muy groseros". A la vez, reconoció que está "mal, dolido", habló de una ilusión frustrada y fue contundente: "No perdió Central, perdió el fútbol".

"Estoy mal, dolido. La noche fue muy dura para nosotros. Yo no sé si el foul a (Gino) Peruzzi (que se cobró penal) fue más que el de (Daniel) Díaz a (Marcelo) Larrondo, por ejemplo. Son pequeñas cosas que se van sumando, que te van condicionando. Todo esto desde el borde del campo se ve y empezás a dudar de un montón de cosas, de las mismas cosas que tenés que convencer a tus jugadores", declaró a la señal de cable TyC Sports.

"Después, estos fallos, ya no sé que decir. Ayer (por el miércoles) no perdió Central, perdió el fútbol", manifestó antes de señalar que varios días antes del partido, desde Boca se venía cuestionando al juez. "Fue una estrategia para condicionar. Que Boca salga a reclamar fallos de Ceballos con Central, cuando Boca ganó los últimos seis partidos consecutivos que lo dirigió, no es normal", señaló.

Pese a las críticas hacia Ceballos, Coudet dijo: "No puedo exponer al árbitro y decir que fue adrede, porque si pensamos de esta manera no podemos seguir en del fútbol".

El entrenador reconoció que se excedió en los reclamos, aunque se amparó en los desacertados fallos del juez. "Está mal lo que hice, pero es difícil cuando ves una sucesión de jugadas. Tengo una relación con Diego (Ceballos), hemos compartido alguna comida y sabe que no soy un loquito sino un tipo capacitado, inteligente y que cuando abre la boca no es para una boludez", manifestó.

"Yo reclamé algo después de que terminó el partido con Racing (por las semifinales), intentando que las cosas fueran en igualdad de condiciones, no pedí nada raro, quizás no utilizando el vocabulario ni la manera que tenía que utilizar. Pero no hubo igualdad de condiciones", agregó.

Si bien Coudet se mostró desencajado al final del encuentro, descartó de plano que hubiese podido golpear al árbitro o al juez de línea Marcelo Aumenta. "Nunca haría una locura así, pero sí el reclamo y decirle que atrás hay un año de laburo. Hay que entender con las pulsaciones con las que estamos", dijo, antes de contar que también tuve un cruce con el presidente de la AFA, Luis Segura. "Le dije, ¿cómo pudo pasar esto?. Y él me respondió: «La verdad es una vergüenza, pero no puedo hacer nada». Esas fueron las palabras que cruzamos. Fue en buenos términos", aseguró.

"Tenía una gran ilusión, como la tenían todos. Aparte Central hace 20 años que no sale campeón. Hay una generación de chicos que nunca habían visto un Central así. Seguramente la gente más grande les va contando que esto pasaba repetidamente, que tenía equipos protagonistas. Y nos sacaron esa ilusión, nos sacaron la final, no la perdimos", subrayó.

Cuando se le preguntó si Central no jugó por debajo de su nivel, declaró: "No sé si le faltó algo porque era una final, donde se juegan un montón de cosas. Aparte no hay que olvidarse que jugamos ante un gran rival. No le quitamos mérito a Boca. Fue un partido parejo en el que fuimos más prolijos a la hora de mover el balón", sostuvo.

Coudet elogió "el esfuerzo que han hecho los jugadores peleando dos torneos con un plantel mucho más corto que los demás".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario