Ovación

"No me voy amargado", dijo Cabrera tras desvincularse de Newell's

Nicolás Cabrera rescindió su contrato con Newell’s y ayer se convirtió en otro de los refuerzos de Vélez, que adquirió el 50 por ciento de los derechos económicos del jugador. El volante no fue tenido en cuenta por Caruso Lombardi en las tres últimas fechas e incluso fue separado del plantel...

Domingo 13 de Julio de 2008

Nicolás Cabrera rescindió su contrato con Newell’s y ayer se convirtió en otro de los refuerzos de Vélez, que adquirió el 50 por ciento de los derechos económicos del jugador. El volante no fue tenido en cuenta por Caruso Lombardi en las tres últimas fechas e incluso fue separado del plantel antes del cierre del campeonato, y con la ratificación del técnico al frente del equipo hizo que su continuidad en el Parque pareciera una utopía. Tan es así que ni siquiera se presentó a los entrenamientos a pesar de que su contrato vencía a fin de año. Después de un largo silencio, ayer atendió el llamado de Ovación para contar que "no me voy amargado" del club y que le hubiese gustado quedarse jugando en la Lepra, entre otras cosas. Lo que sí evitó fue generar una polémica en torno a su antagónica relación con el técnico.

El ex Racing estuvo el viernes en Rosario y se reunió con el presidente Eduardo López para rescindir el contrato. Y ayer firmó el nuevo con Vélez. "Faltan resolver un par de cositas, pero ya está todo acordado. Si Dios quiere entre mañana (hoy) y pasado me sumaré al plantel en la pretemporada. Ojalá que lo pueda hacer lo más pronto posible", dijo con un tono que denotaba felicidad.

Cabrera dejó sentado que "con López quedó una relación bárbara. Desde que llegué hasta el último día el trato que tuve fue muy bueno. El presidente quería que me quedara, pero las circunstancias no daban para eso porque sabía que no iba a jugar".

—¿Ya sabías que el cuerpo técnico no te iba a tener en cuenta?

—No. Lo que sucede es que me lo imaginaba porque en las últimas tres fechas no concentré. Sólo por ese motivo lo intuía.

—¿Hablaste con Caruso?

—No, del técnico directamente no hablo. Prefiero no hacerlo. Era obvia la decisión que iba a tomar porque no jugué en las últimas fechas; me borró totalmente. Me apareció esta chance y decidí lo mejor para mí y para Newell’s. Porque al club no le sirve de nada tener un jugador y no utilizarlo. Por suerte se llegó a un acuerdo.

—¿Te vas con bronca por no haber podido terminar el torneo jugando?

—Que el técnico no me tuviera en cuenta los últimos encuentros no me sacó de mi objetivo. Eso no me preocupó porque fui al Parque a jugar, a levantar mi nivel y que el club se salvara de todo. Y se lograron todas las cosas; fue un paso muy positivo. No me voy con bronca ni amargado. Me hubiese gustado seguir porque Newell’s es una institución para estar muchos años. Pero las circunstancias no me lo permitieron. Si hubiese estado en otra situación me quedaba muchos años.

—¿Cuando terminó el torneo ya habías tomado la decisión de irte o lo decidiste después?

—No, eso se fue dando con el paso de los días. Como sabía que no iba a jugar busqué otras alternativas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario