Ovación

Neymar recibió una dura sanción y de nuevo se vuelve a casa antes de tiempo

El delantero brasileño se quedó afuera de la Copa América, ante el mismo rival que en el último Mundial, aunque esta vez por una sanción: le dieron cuatro fechas.

Sábado 20 de Junio de 2015

Los peores temores de la prensa brasileña, los únicos que se atrevieron a pronosticar que su jugador estrella podría perderse toda la Copa América, finalmente se confirmaron. Por más que Brasil llegue a la final no podrá contar con Neymar. Toda una sombra volvió a proyectarse para la verdeamarelha, que ya en el Mundial sufrió la peor humillación de su historia cuando en el Mineirao, Alemania lo goleó 7 a 1 en semifinales sin su emblema, que también se mancó ante el mismo rival: Colombia. Claro que aquella vez fue la terrible lesión que le provocó Camilo Zuñiga, en cambio ahora fue por total irresponsabilidad. En el medio, la Conmebol volvió a mostrar por qué está en el centro de la escena del fútbol mundial, por la forma en que fue comunicando la sanción de 4 fechas sobre el 10 de la selección de Dunga.

Neymar fue amonestado ante Perú por una estupidez, luego de que quitara el spray que había puesto el árbitro para patear un tiro libre a favor, y luego ante Colombia por una mano no intencional. Ya ahí se sabía que había recibido una fecha de suspensión que cumpliría ante Venezuela mañana. Pero luego de que el chileno Ossés diera por terminado el juego con los cafeteros, el 10 brasileño le pegó un pelotazo a Armero y cuando Murillo lo fue a increpar por esa acción le tiró un cabezazo corto, que no pareció que llegara a impactar, tras lo cual fue empujado violentamente por Carlos Bacca (recibió 2 fechas de suspensión).

Pero lo peor fue que insultó al juez cuando lo esperó a que ingresara por el túnel. “Me estaba esperando en el túnel y me dijo hijo de puta”, fue el informe de Ossés, según confirmó Alberto Lozada, miembro del tribunal de disciplina de la Conmebol. “Por lo que nos confirmó en el informe, es premeditada la acción de Neymar de esperar al juez en la manga y decirle el insulto”, agregó el dirigente boliviano. “La sacó barata”, arriesgó.

Claro que la Conmebol, que por algo está en el ojo de la tormenta del escándalo de la Fifa, fue absolutamente desprolija y generó suspicacias y malas informaciones. Primero comunicó que le daba 2 fechas de suspensión, unos 45 minutos después que la reducía a una y luego que esa sanción era por las dos amarillas, por lo que faltaba la correspondiente a la roja.

Y en medio de informaciones sin precisión, que oscilaban entre que le habían dado 1 o 2 jornadas de pena, a última hora del jueves el diario online de Lance aseveró que a Neymar le podían corresponder otras 3 fechas y así fue. Mientras los diarios nacionales salieron en sus ediciones matutinas con que la Confederación Brasileña de Fútbol (que hoy apelaría la sanción) había incidido en la supuesta reducción del castigo de su jugador, Ovación se hizo eco de las fuentes brasileñas para anticipar lo que finalmente ocurrió: como en el Mundial y ante igual rival, Neymar out.

Y antes se peleó con Zuñiga, su verdugo

Camilo Zuñiga lo fracturó en los cuartos de final del Mundial, lo sacó de semifinales y Brasil sufrió la peor humillación de la historia sin Neymar, su máxima estrella. El jugador cafetero lo llamó para pedirle disculpas por el rodillazo en la espalda y el 10 se las aceptó. Pero el miércoles volvieron a encontrarse, con un desenlace muy distinto.
Es que Zuñiga lo marcó apelando a todos los recursos y la imagen que más se vio es la que lo tiene prácticamente abrazado por la cintura todo el tiempo. Eso provocó una de las reacciones de Neymar, quien claramente le dijo, haciendo señas del llamado telefónico del cafetero: “Después me llamás para pedirme disculpas. Hijo de puta”. Está claro que Colombia lo sacó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS