Opinión

Newell's y Central necesitan tranquilidad y paciencia

El lote de doce equipos agrupados con pocos puntos de diferencia hace que la lucha por el promedio sea muy compleja

Sábado 10 de Agosto de 2019

Los índices de productividad en el arranque de la Superliga reflejan la complejidad que presenta la misión de darle mayor volumen a los promedios. Los equipos rosarinos arrancaron de una manera inmejorable, sumando el ciento por ciento de los puntos en disputa, sin embargo por la combinación de otros resultados la tabla que ocupa y preocupa no tuvo grandes cambios.

No obstante lo hecho hasta ahora tiene un gran valor. Central jugó dos y ganó ambos. Newell’s triunfó en el debut pero no pudo aprovechar la impronta porque la desprolija organización de los torneos lo privó de disputar la segunda fecha con Independiente. Pero la cosecha de los nueve puntos sobre nueve posibles -entre ambos- tienen una trascendencia no sólo desde lo numérico sino también a partir de la confianza y tranquilidad adquiridas, que no se mensuran pero que son determinantes para optimizar rendimientos.

Para cuantificar la significación de los puntos sumados alcanza con suponer cuál sería el contexto hoy si esos esos tres partidos hubiesen sido derrotas. Porque más allá de que la tabla no ofrece una fisonomía tan diferente a la inicial, los resultados, en el peor de los casos, mantuvieron las distancias.

Lo que cuesta, vale

Es fundamental comprender que el derrotero hacia el objetivo no será fácil. Un circuito en el que hay muchos equipos juntos con pocos puntos de diferencia. Y las variables se moverán fecha tras fecha, en las que no sólo serán importantes las victorias propias sino también las derrotas y empates ajenos.

Son doce equipos que forman parte de ese gran club de la pelea por el promedio, nueve agrupados entre 11 unidades y que dividen de la misma forma (Estudiantes, Banfield, Argentinos, Colón, Lanús, Central, Newell’s, Patronato y Gimnasia). Más Aldosivi que divide por dos, y Arsenal y Central Córdoba de Santiago del Estero que no dividen.

Sin dudas que cada victoria de Arsenal y de los santiagueños repercutirá negativamente en el resto, pero el camino es largo, la carrera recién empieza, y el arranque de los rosarinos ofrece el tiempo y espacio indispensables para ensamblar mejor a los jugadores en función de los equipos.

No hay dudas que la lucha será mucha, pero Central y Newell’s con los resultados iniciales potenciaron la convicción y ampliaron el crédito de la paciencia, dos aspectos que juegan y muy bien a la hora de salir a jugar. Y ganar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario