Ovación

Newell's vuelve al parque con la necesidad de cicatrizar las heridas del clásico

 Desde las 18.10, enfrenta a Godoy Cruz, en el Coloso Marcelo Bielsa. Raggio deja en el banco a Lucas Bernardi. Transmite TV Pública. Seguí el partido en La Capital.

Domingo 26 de Octubre de 2014

Newell's atraviesa vientos de tempestad. La caída en el clásico provocó una profunda herida que comenzó a derramar especulaciones, rumores y cuestionamientos. El golpazo en Arroyito puso tempranamente en jaque el proceso de Gustavo Raggio, quien puso su cargo a disposición de la dirigencia, pero finalmente fue ratificado y hoy tendrá que exhibir alguna muestra firme de reacción para poder seguir haciendo camino como entrenador rojinegro. Será un desafío intrínseco, visceral, irrenunciable. Sin Lucas Bernardi desde el arranque y con un equipo con marcado tinte juvenil. En ese marco de inquietudes y agitación se inscribe el choque de esta tarde, a las 18.10, frente a Godoy Cruz, en el Coloso Marcelo Bielsa.

A partir del domingo pasado, nada es igual en el conjunto leproso. Todo se condensó en dolor, opresión y angustia. La muy pobre puesta en escena en un duelo de vital importancia para el hincha aceleró los tiempos de su crisis futbolística y forjó un escenario de replanteos, que incluyó modificaciones de nombres importantes y esquemas tácticos en los entrenamientos de la semana.

Raggio, quien no quedó conforme con algunas declaraciones públicas de los directivos leprosos, tomó la determinación de cambiar y se animó a poner en duda preceptos establecidos. Un poco tarde, pero lo hizo. Probó en algunas prácticas con otros formatos tácticos para tratar de encontrar la herramienta más adecuada, aquella que permita revertir un pasaje muy descolorido de Newell's en el torneo.

En algún momento usó 4-2-3-1, pasó por el 4-4-2 y luego regresó al 4-3-3, pero lo cierto es que se atrevió a romper esquemas, tradiciones y sacó del once principal nada menos que al capitán, con todo lo que eso representa a nivel de gesto simbólico.

Si mantiene lo esbozado en la última práctica, el DT rojinegro se inclinaría por una formación con muchos pibes del club. Que incluirían cinco variantes y los debuts en primera división de los mediocampistas Iván Silva (20 años) y Facundo Bustamante (18), dos valores de la cantera que deberán salir al ruedo en un contexto de exigencia y máxima tensión.

Aunque no hubo confirmaciones de ninguna índole, Lucas Hoyos, Silva, Bustamante, Eugenio Isnaldo y Francisco Fydriszewski entrarían hoy en lugar de Oscar Ustari, Hernán Villalba, Bernardi, Mauricio Tevez e Ignacio Scocco.

Muchos cambios, demasiados problemas. Un encendido tablero de interrogantes y preocupaciones. Newell's busca en su raigambre interior para tratar de expulsar toda su bronca, revitalizarse y salir de un peligroso atolladero.

Raggio y sus dirigidos saben que establecieron deudas ante su gente. Y el partido ante el Tomba representa una rápida chance de atender reclamos y comenzar a saldar esas cuentas pendientes.

Raggio y una apuesta fuerte por los más jóvenes

Ante el cuadro de necesidades que rodea a Newell's, Raggio decidió meter mano en el equipo. Después de algunas pruebas en los entrenamientos, todo indica que implementará cinco modificaciones que deben ser leídas de diferentes formas. Por un lado están las bajas obligadas de los lesionados Oscar Ustari, Hernán Villalba y del expulsado Ignacio Scocco. Y por otro están las exclusiones de Lucas Bernardi y Mauricio Tevez.

Estos movimientos representan gestos disímiles, hacia adentro y hacia afuera. Lucas Hoyos saldrá a escena porque Ustari todavía arrastra signos de dolor luego del choque con Sebastián Abreu en el segundo gol en el clásico. Ante las ausencias por lesiones de Diego Mateo y Villalba, el pibe Iván Silva saltará al escenario mayor. La polémica salida del capitán Bernardi provocará un espacio para la presentación en sociedad de Facundo Bustamante.

Y después de un mal partido en el clásico, Tevez perdió el lugar y de esa manera se producirá el ingreso de Eugenio Isnaldo. Por su parte, las expulsiones de Scocco y Leandro Figueroa dejaron a Francisco Fydriszewski como única alternativa para el ataque rojiengro.

Fue una semana convulsionada en el universo rojinegro. Raggio leyó el marco de urgencias, se hizo cargo y esbozó, al menos en los papeles previos, intentos de modificaciones significativas. No le tembló el pulso para dejar de lado de arranque a Bernardi, y tampoco utilizará desde el inicio a Tevez ni a Víctor Figueroa.

Ante la situación de encrucijada que afronta, se la jugó por los pibes. Esos que tanto conoce por su paso por la cantera. Esos que no garantizan resultados, pero que seguramente representan de mejor manera los valores futbolísticos del entrenador. Esos que pueden defender sus banderas con más enjundia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario