Ovación

Newell's volverá a jugar en casa, donde sumó la mayor cantidad de puntos

Por lo menos los números escritos en lo que va del campeonato así lo marcan con contundencia. Al equipo de Lucas Bernardi le tocará el domingo, a las 19.20 y ante Temperley, regresar al escenario del Coloso.

Martes 11 de Agosto de 2015

Newell's volverá a jugar en casa, donde mejor le sienta. Por lo menos los números escritos en lo que va del campeonato así lo marcan con contundencia. Al equipo de Lucas Bernardi le tocará el domingo, a las 19.20 y ante Temperley, regresar al escenario del Coloso Marcelo Bielsa después de una veintena de días, cuando enfrentó a Central. En casa se siente fuerte y es donde más puntos ha cosechado en lo que va del torneo, primero con Américo Rubén Gallego como entrenador y ahora, con menos juegos, con el ex volante como conductor.

En lo que va del año, de los 24 puntos que hoy ostenta la Lepra 16 fueron cosechados en el Parque de la Independencia, es decir más del cincuenta por ciento. Todo un indicativo de que en el Parque se hace fuerte más allá de que hoy la herida de la derrota en el clásico aún cuesta cicatrizar. Y, encima, duele.

Con el Tolo había disputado ocho cotejos, de los cuales arrancó perdiendo a comienzos de año con Independiente, pero después se hizo fuerte ante su gente y ganó tres juegos e igualó cuatro. Este punto, el alto número de empates le jugó en contra y sumado a la falta de juego el ciclo de Gallego se cortó de manera anticipada.

Gallego había arrancado con un traspié ante el Rojo, pero Bernardi hizo todo lo contrario y también con un equipo de Avellaneda. La goleada a Racing con buen fútbol hizo entusiasmar a los leprosos, que se esperanzaron no sólo con la recuperación de buenos resultados sino también con el fútbol intenso y exquisito. Pero Newell's no pudo conservar esa repuntada, porque aparecieron los mismos fantasmas del inicio con una igualdad en Victoria con Tigre, una caída en casa con Central y otra derrota en Bahía Blanca frente a Olimpo.

El parate de quince días debería haberle servido a la Lepra para parar la pelota e iniciar todo de nuevo. Primero con Bernardi encontrando y ratificando una formación estable. Para de esa manera lanzarse a la búsqueda de buenos resultados que no sólo cambien el ánimo interno y externo, sino que el plantel recupere la confianza para llegar a la revancha del clásico con otro semblante.

Newell's ha mostrado cierto poderío jugando frente a su gente. El apoyo recibido desde las tribunas fue absorbido de buena manera para poder cosechar la mayor cantidad de unidades que hoy ostenta, aunque ahora habrá que ver si los jugadores lograron archivar la última presentación nada menos que ante su eterno adversario. Temperley será un lindo desafío para mostrar si todo quedó atrás —más allá de que no se olvide— y que comience la levantada futbolística y de resultados que necesitan los rojinegros para transitar el camino del campeonato sin demasiados inconvenientes.

Las derrotas son como los temporales de lluvia, que inundan los sentimientos y ahogan con críticas a los protagonistas. Hoy el gran desafío de Bernardi es sacar a flote al equipo y conducirlo hacia terreno seguro. El primer objetivo debe ser ganar para después buscar la sintonía futbolística pretendida que intenta tatuarle el DT a este Ñuls.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario