Ovación

Newell's venció al Halcón y obtuvo el mejor estímulo para lo que viene

La victoria revitalizó a Newell's y dejó en alza su autoestima para la revancha con Paranaense y la despedida del torneo ante Gimnasia

Domingo 06 de Mayo de 2018

Fue un desahogo. Una bocanada de oxígeno para llenarse de aire los pulmones, esperar con una postura erguida la última fecha de la Superliga y, en unos días, la dura revancha contra Atlético Paranaense por la Copa Sudamericana. Los tres puntos de ayer en el Coloso significan un buen estímulo. Las señales que entregó el equipo son positivas y alentadoras. A partir de la actitud y del esfuerzo como banderas, Newell's fue capaz de doblegar a un adversario que llegaba en alza. El conjunto de Omar De Felippe "trabajó" el partido y contrarrestó el juego ambicioso del ascendente Defensa y Justicia. No dejó que lo inquietara. Y completó la tarea con pasajes de fútbol, de a ratos y discontinuos, pero suficientes para ganar por la mínima diferencia, con la acertada definición de Alexis Rodríguez. El derechazo del mellizo definió no sólo el partido. Predispone a la Lepra de la mejor manera para lo que vendrá.

   La Superliga fue un camino con más espinas que rosas. De Felippe trató de mejorar el rumbo y hubo un crecimiento desde que asumió. Nada que encandile. Pero se progresó. Tampoco es una misión sencilla. No cuenta con un plantel abundante ni de figuras. Cada desacierto lo paga con derrotas. Boca e Independiente lo expusieron con crudeza. Con estos antecedentes, la urgencia del conjunto rojinegro era no caer ayer en tales errores, para que la despedida de la temporada en el Coloso fuese óptima. Y respondió.

   La autoestima crece con una victoria como la de ayer. Refuerza convicciones y da confianza. Fortalece a los jóvenes, necesitados de creer que es posible jugar en primera y que no están sólo de paso. La postura de Alexis, Nadalín, Ferroni y Torres, cada uno para cumplir con su rol, fue algo destacable. Tan meritoria como la compañía de los más grandes, quienes pusieron la cara y se demostraron a sí mismos que están capacitados para ser referentes de esos pibes. Bianchi y Fontanini sostuvieron ayer el equipo desde el fondo, Figueroa distribuyó con criterio y Leal aportó claridad cuando los espacios no abundan.

   Newell's requería de una victoria semejante para rubricar que hay aciertos y que tiene futbolistas para ser considerados en la próxima Superliga, más aún cuando es complejo que el club realice incorporaciones y de importancia. El triunfo demuestra a su vez que la actitud es capaz de remediar, en ocasiones, la falta de jerarquía. Sirve también para mantener la expectativa, aunque sea mínima, de revertir el contundente 3 a 0 recibido ante Parananese en Curitiba por la Sudamericana.

   El jueves lo recibirá en el Coloso y aunque será duro dar vuelta semejante diferencia, ayer dejó en claro que está capacitado para dar pelea y no repetir la abrumadora diferencia en el juego que hubo en el partido de ida.

   Cuenta con otro aval para no resignarse y mantener un hilo de esperanza. El desempeño de la Lepra en el Coloso siempre es de cuidado para todo aquel que lo visita. Desde que está De Felippe al frente del equipo, tiene tres victorias y una derrota de local. Es evidente que Newell's funciona mejor en su casa.

   El entrenador evalúa e insiste con cuestiones puntuales. Entiende que a su equipo no le sobra nada y que cada detalle es fundamental. La predisposición y el rigor son cuestiones irrenunciables. Newell's respondió ayer en ambos aspectos. A partir de esto, crece. Es la base imprescindible sobre la que debe sostenerse para responder ante el complejo examen de la Sudamericana y alcanzar un resultado positivo frente a Gimnasia en La Plata, en la despedida de la Superliga.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario