Ovación

Newell's va a la carga por un pleno en La Bombonera

Newell's levantó ante Talleres y aunque va de punto en su visita al líder, sueña con darle pelea y crecer.

Domingo 22 de Abril de 2018

Si el fútbol fuera toda lógica como en otros deportes, el Prode se ganaría todos los días y no habría margen para las sorpresas. Para algunos equipos, habría partidos en los que directamente se van a poner la cabeza. Pero lo escrito, la redonda abre un amplio margen a burlarse de los pronósticos y en esa consideración, Newell's puede soñar con un pleno en La Boca. Ante el puntero incuestionable de todo el campeonato, en su cancha, los rojinegros están ante una magnífica chance aunque parezca un contrasentido. Poco para perder, mucho para ganar, con la presión en las espaldas del otro, acaso los muchachos de De Felippe, muy juveniles es cierto, puedan surfear bien en la contingencia y den un salto de calidad en la misma Bombonera. No es el favorito ni mucho menos, pero todo puede pasar.

A cuatro fechas de la finalización de la primera Superliga, ya a este convulsionado Newell's adentro y afuera de la cancha sólo le queda transitar con dignidad lo que resta e intentar sembrar a futuro. La llegada de De Felippe en ese sentido bien pudo trazar una raya para dejar a un lado los lamentos, reconocer que lo que se ve es lo que hay, y a partir de ahí sacar el máximo jugo posible. Y más allá del cachetazo tremendo en Curitiba (0-3 con Paranaense), la realidad rojinegra debe hoy medirse en el terreno propio. En ese sentido, los 10 puntos sobre 15 son un aliciente, como el empate de Joaquín Varela en tiempo adicional en Tucumán y mucho más la victoria más importante del campeonato ante el encumbrado Talleres del último lunes. Con gol de un debutante además, Jerónimo Cacciabue. La última vez que Newell's ganó en la Bombonera fue con otro debutante, Mauricio Tevez (ver página 7), una coincidencia que tal vez los cabuleros tomen como buena señal.

Todo ha sido tan endeble, los pequeños equilibrios logrados tan inestables, que los datos positivos apenas tienen peso. Es verdad. Sobre todo si se tiene en cuenta que va de visita a la Bombonera con seis juveniles que la pisarán por primera vez (ver página 7), que no tendrá a su artillero Luis Leal y que Boca va puntero desde hace una vida. Pero será el xeneize el que cargará con la responsabilidad, con un equipo también diezmado aunque con recambio de sobra, y que es mirado de reojo a partir de las últimas caídas seguidas (Defensa de local e Independiente), las tres en las últimas 6 presentaciones y las últimas victorias logradas con angustia en tiempo adicional también en casa. Claro que el empate de Godoy Cruz ayer en el Florencio Sola seguramente puede relajarlo en esa necesidad.

Una derrota no sorprendería, ningún rojinegro por más fanático que sea dejaría de reconocerlo. Esta temporada es mala desde todo punto de vista. Pero siempre el fútbol permite puntos de inflexión y un digno cierre sería un objetivo alcanzable, además de engrosar el promedio para el torneo 2018/19.

Newell's tiene menos goles en contra que el escolta Godoy Cruz, por ejemplo, pero es uno de los menos goleadores y, excepto ante River en el Monumental en la única victoria fuera de casa, nunca revirtió un resultado en contra. Ante Boca la tiene muy difícil, para qué negarlo, pero ¿quién sabe? Tal vez pueda sentar un mojón a futuro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario