Ovación

Newell's tuvo una distracción fatal y terminó perdiendo 2 a 0 en la Bombonera

Boca le ganó 2 a 0 a Newell's casi sin despeinarse, con goles de Cvitanich y Riquelme. El equipo del Tata Martino le jugó de igual a igual hasta la distracción del primer gol, después los xeneizes justificaron la victoria, con la que se trepan a la punta del torneo junto con All Boys, Tigre y Vélez.  

Domingo 26 de Febrero de 2012

Newell's volvió con las manos vacías de su excursión a la mítica Bombonera. Se le plantó de igual a igual al último campeón pero erró en una jugada y lo pagó con derrota. Boca le ganó 2 a 0 con goles de Cvitanich y Riquelme, uno en cada tiempo.

El partido empezó parejo y movido, aunque con pocas aproximaciones a los arcos. En los rojinegros, cuando la manejaba Bernardi todo se hacía más fluido, mientras que en los locales Riquelme aparecía de a ratos.

Tras un bajón promediando la media hora, en el que Boca fue dueño absoluto del campo y la pelota, Newell's se sacaba un gran aprobado en la primera mitad del partido en la Bombonera hasta que la distracción dejó solo a Cvitanich faltando 1 minuto para el final.

En el debe y el haber hasta el fatídico minuto 44, Urruti tuvo dos y en una falló y en la otra ganó Orión. Por el lado del local, un cabezazo de Insaurralde encontró a Peratta bien parado y la cosa no pasó a mayores. Aunque hubo pocas acciones de peligro en los arcos, el partido fue dinámico y el equipo del Tata Martino se le plantó de igual a igual al último campeón argentino.

Pero cuendo la etapa se iba, desde un saque lateral que ra para Ñuls, Boca armó la jugada del gol, aunque la complicidad de la defensa leprosa fue decisiva en la concreción del tanto de Cvitanich, quien definió solo ante Peratta tras un remate al montón de Clemente.

Y allí nomás se fueron al vestuario, y ese fue el punto de inflexión del partido, porque ya en el complemento, Boca se dedicó a hacer lo que mejor sabe hacer. Este Boca de Falcioni, cuando va ganando duerme los partidos. Esto es control del balón y el territorio. Dominio lateral y sin lastimar para que al rival lo carcoma la impotencia.

Eso hizo Boca, que luego coronó el partido con un exquisito tiro libre de Riquelme, que engañó a Peratta y a todos.

Boca tiene oficio y lo puso en la cancha ante el prolijo y criterioso Newell's del Tata Martino, que pagó caro una desatención defensiva y luego sucumbió ante la pasta de campeón.

Formaciones iniciales

Boca: Orión; Sosa, Caruzzo, Insaurralde, C. Rodríguez; Rivero, Somoza, Erviti, Riquelme; Mouche y Cvitanich. ST: J. Falcioni.

Newell's: Peratta; Vergini, Pellerano, V. López, Somínguez; Bernardi, Mateo, Vangioni, figueroa; Sperduti y Urruti. DT: G. Martino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario