Ovación

Newell's tuvo otra distracción y sumó la tercera derrota al hilo

Newell's debía sumar ante el Ciclón, pero volvió a mostrar errores defensivos y perdió 1-0 ante el Ciclón.

Domingo 18 de Febrero de 2018

Que el empate era lo más justo, es cierto. Que Newell's debió haber sumado al menos un punto, también es cierto. Que dentro de la liviandad del partido mostró algo más, es verdad. Pero San Lorenzo aprovechó un descuido, tuvo una chance y la aprovechó. Ahí estuvo la diferencia y la clave para que el local se quedara con la victoria. Y para que la Lepra sumara otra caída, la tercera consecutiva. La que agiganta la crisis y alimenta la grieta interna. Aunque la forma en la que cayó le permitió a Llop alimentar su confianza y pensar en el próximo partido con Temperley.

   Obligado. Necesitado. Así estaba este Newell's de Juan Manuel Llop. Sin demasiados espacios para los errores, esos que le costaron caro en las últimas fechas más allá del rendimiento futbolístico. Por eso buscó alinearse, no dar lugar a que el cuervo pudiera lastimar con sus delanteros peligrosos. Pero otra vez falló en el fondo. Nuevamente un descuido le abrió la puerta al rival para que rompiera el cero. Botta (a los 12') apareció solo y con todo el tiempo del mundo dentro del área para sentenciar a Pocrnjic y establecer el 1 a 0.

   A remar de nuevo. En contra de la corriente. A acomodarse en la cancha con otra predisposición y a salir a buscar el empate. Se le animó al Ciclón y lo prepoteó con dos acciones de riesgo. Buen pase de Figueroa (22'), Leal se demoró, lo tocaron y le desactivaron el remate. Acto seguido Sarmiento, con tibieza, disparó desviado ante una cesión de la Pantera.

   Newell's iba ante un San Lorenzo que no le encontraba la vuelta al partido. Y así el rojinegro llegó, aunque sin demasiada fuerza como para lograr su cometido. Sobre la media hora le quedó a Leal, pero en una jugada sucia. A los 38' Varela cabeceó desviado, y a los 43' San Román avisó desde lejos.

   El intento de protagonismo lo tuvo. Lo llevó a cabo y controló la pelota, pero no lastimó. Le costó llegar al arco de Navarro con claridad o con una jugada limpia como para definir. Leal fue el más activo y tuvo otra chance a los 64' tras una buena habilitación de Figueroa, pero nada.

   Desde la jerarquía en la apuesta inicial al final, el Chocho tuvo que recurrir a los pibes para intentar revertir el encuentro. Primero con Rivero por Sills, pero en los últimos minutos echó mano a Torres y Cabrera para sacar de la acción a Sarmiento (sigue mostrando poco) y Bernardello, respectivamente. Había poco tiempo, pero en ese puñado de minutos la Lepra encerró a un San Lorenzo que le costó sacar a relucir su chapa de candidato al título.

   Tercera caída al hilo y que duele en el alma leprosa. Es cierto que la de ayer fue demasiado castigo por lo poco que hizo el rival, pero en el fútbol no se mide por merecimientos. La realidad es que otra vez dejó tres puntos y el DT, que depende de los resultados, cada vez tiene menos espacio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario