Ovación

Newell's tuvo el alto costo de defender mal frente a River

Newell's fue goleado porque cuando redujo la presión mostró debilidades sin el balón y le dio libertad al rival. Jugó sin plan alternativo para reforzar al fondo

Jueves 16 de Septiembre de 2021

Existen motivos para entender la dura derrota de Newell’s por 4 a 1 frente a River. No sólo fue consecuencia de la ineficacia en la casi decena de ocasiones claras de gol que generó. La floja tarea defensiva fue el otro costo. No es nada novedoso en el torneo. Cuando el equipo disminuyó la presión, por una cuestión lógica de pérdida de rendimiento, le llegaron con facilidad y le convirtieron. Durante ese lapso mostró errores ostensibles, sin proponerse correr menores riegos con un plan alternativo que le sirva para ocultar semejantes debilidades.

Los goles de River fueron una muestra de diferencia de jerarquía, pero también de la libertad que le otorgó el local para que el millonario enfrente mano a mano a Alan Aguerre. La primera conquista, con el partido recién empezado, fue un ejemplo. Llegó luego de un mal retroceso y la falta de cobertura de Newell’s. Enzo Pérez habilitó con un pase largo a Alvarez, que desparramó a Lema lejos de su área, y De la Cruz apareció sin marca por derecha para la apertura. La jugada nació de un pase filtrado que tanto alertó Gamboa en la previa.

Newell’s ofreció una versión positiva durante el primer tiempo y comienzo del segundo, a partir de una presión alta que entorpeció la elaboración de juego del rival y le dio la posibilidad de recuperarla lejos de su arco. Y desde la posesión, la circuló con criterio y fue profundo. Dominó y creo peligro. Pero falló en la definición. Ni siquiera Scocco quedó exceptuado, errando frente al arco con el partido 1 a 1. Pero esa acción no opacó su imagen, teniendo en cuenta el golazo que señaló y la claridad con la que se movió en el ataque.

Pero el desgaste del equipo por la asfixia que ejerció en campo adversario derivó de a poco en una falta de reacción y así River encontró los espacios. Fernando Gamboa nunca alteró el dibujo táctico ni pensó en adoptar una postura de mayor cautela para proteger al fondo, que de por sí ofrece ventajas, especialmente en los mano a mano.

El segundo tanto del conjunto de Gallardo nació en un error de Comba, que chocó con Compagnucci al intentar rechazar un centro de cabeza y dejando libre a Angileri para que la capture. Y prosiguió en la desatención de los zagueros para evitar que Alvarez recepcione solo y anote el segundo.

Hasta ese gol, la única variante de Gamboa fue Cacciabue por Pablo Pérez, sin que se altere la idea de juego. Después del gol, el entrenador reemplazó a Garro por Comba y Giani por Sordo. Y tampoco nada cambió, si bien se entiende que necesitaba empatarlo.

River explotó el contraataque y las veces que la jugó larga encontró huecos enormes en campo rojinegro. A las espaldas de los laterales Compagnucci y Bíttolo no encontraron resistencia.

Newell’s fue temerario del medio hacia atrás, sin que el equipo se estructure para respaldar a la endeble última línea. La falta de respuestas fue evidente en la tercera conquista millonaria. La pared construida entre Carrascal y Alvarez contó con la complicidad de una pasiva defensa rojinegra. Mansilla nunca encimó a Alvarez en esa jugada. Y los demás miraron la acción a relativa distancia.

La misma falencia cometió Mansilla, al darle metros de distancia a Alvarez antes de que la recibiera para señalar el cuarto de River. Cuando el zaguero se le arrimó, ya era tarde.

El juvenil quedó expuesto. Pero la responsabilidad no es solo suya. En todo caso, Newell’s no contempló armarse para defender mejor cuando bajó la presión. No tuvo plan B para que, si no era posible ganar, al menos no perder y de forma tan abultada.

17 goles: es la cantidad de tantos que recibió lepra en el torneo. Es el segundo conjunto que mayor cantidad recibió en el torneo junto a Platense. Arsenal y San Lorenzo tienen 18. 17 goles: es la cantidad de tantos que recibió lepra en el torneo. Es el segundo conjunto que mayor cantidad recibió en el torneo junto a Platense. Arsenal y San Lorenzo tienen 18.

Pablo Pérez, descartado

Pablo Pérez debió retirarse en el entretiempo del partido con River por lesión en el gemelo y es baja para el encuentro del lunes contra Lanús.

El plantel no tuvo descanso y entrenó ayer por la tarde.

Por su parte, la reserva de Newell’s (10 puntos) visita a Lanús (22) hoy, a las 10. Entre los citados: Panchito González, Maccari, Calcaterra y Cingolani.

El partido se podrá ver en youtube.com/CANOBoficial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario