Ovación

Newell's tendrá que hacer pesar su jerarquía para vencer a Crucero en el Coloso

El equipo de Américo Rubén Gallego juega desde las 20.30, en Estadio Marcelo Bielsa con el arbitraje de Ariel Penel y la transmisión de Canal 9. Seguilo también en La Capital

Sábado 07 de Marzo de 2015

 Es un torneo largo que recién tendrá su desenlace allá por el lejano mes de diciembre. Por eso hablar de urgencias y obligaciones en la previa de la cuarta fecha es una imprudencia. Específicamente en el caso de Newell’s, hay que decir que hubo un cambio marcado que se consumó con la llegada de Américo Rubén Gallego y su manual de estilo futbolístico, donde defender no es una mala palabra, meter un doble volante de contención tampoco y monopolizar la pelota no es una condición indispensable para ganar. Esto evidentemente requiere que los jugadores lo vayan internalizando a medida que corran los partidos. Claro que el pensamiento lógico a veces no va de la mano con la sed de victorias que siempre tienen los habitantes de las tribunas. Y en este sentido hay que decir que en el cotejo de esta noche ante Crucero del Norte el equipo rojinegro tiene, por peso específico, la obligación de asumir el rol protagónico para cocinar el primer triunfo de local en la temporada, en lo que será su tercer juego en el Parque.
  En la semana se especuló con que el Tolo podría emplear a lo que él considera sus “cuatro fantásticos”, esto sería con la reaparición de Mauricio Tevez, pero finalmente optó por mantener el doble volante de contención Villalba-Bernardello y no arriesgar más de la cuenta a un rival modesto. Incluso ayer aclaró que frente a los misioneros “no hay excusas, hay que ganar y con claridad, pero si no podemos jugar bien hay que ganar igual”, expreso con esa sonrisa auténtica que lo caracteriza. Y hasta dio a entender que no usará más la frase “cuatro fantásticos” para evitar la propagación del término por los medios.

   Está claro que más allá del esquema que presente el Tolo (al fin será un 4-3-1-2), hoy el gran desafío leproso será plasmar en la cancha, en cuanto a juego y resultado, la jerarquía cierta y efectiva que hay entre un equipo y otro. Para nada se debe subestimar la dignidad y la valencia de los futbolistas de Crucero del Norte, pero es evidente que en su plantel no tiene a ninguno de los apellidos consagrados, varios de ellos con rodaje internacional, con que cuenta Newell’s. Y esta diferencia es indisimulable.

   Esto no significa que la historia esté resuelta de antemano, al contrario, confiarse para Newell’s puede ser una trampa letal. Lo que no hay que desconocer es que el austero adversario que llegará al Coloso encarna una oportunidad inmejorable para elaborar un triunfo resonante, inobjetable, algo que evidentemente necesitan los rojinegros jugando en casa, más allá de que de visitante ya lograron vencer por la mínima a Aldosivi en un cotejo de trámite discreto.

   El Tolo y sus muchachos saben mejor que nadie que están ante un partido vital para ganar confianza y proyectar lo que viene. Hoy no alcanzará sólo con mantener el arco en cero, al contrario, a ese factor habrá que sumarle el ataque sostenido y la generación permanente de opciones de gol para terminar derrumbando al oponente.

   Aquí deberán asumir un rol destacado Víctor Figueroa, Alexis Castro y Maxi Rodríguez, los tres tendrán que estar lúcidos para abastecer en calidad y cantidad a un Nacho Scocco que está ante una tentadora chance de amigarse con la red e ir, de a poco, acercándose al lobo implacable que supo ser dentro del área.

   Newell’s depende de Newell’s. De lo que haga bien o mal dependerá su suerte, más allá de lo que proponga Crucero. Eso parece estar claro de antemano. El Tolo venía hablando de crecer de atrás para adelante, pero hoy más que en el arco propio deberá focalizarse en el de enfrente, en el arco del triunfo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS