Ovación

Newell's sigue sin ganar y el Coloso despidió con silbidos al equipo del Tolo Gallego

Los goles del empate fueron en el primer tiempo. Maxi Rodríguez reventó la red luego de una buena jugada colectiva. Mauricio Cuero igualó con un golazo. En el final la Fiera fue expulsado. Clima de disconformidad en el estadio.

Sábado 30 de Mayo de 2015

Más de lo mismo en el Parque que sumó un nuevo desencanto, esta vez en el estadio de Newell's. Si bien mostró un poco más de actitud, no mejoró en la generación de fútbol y sólo generó peligro por alguna acción individual. Con la igualdad de hoy, sumó tres puntos de las últimos 15 unidades en juego. 

El empate fue justo en el primer tiempo ya que tanto Newell's como Banfield tuvieron sus chances e intentaron capitalizar los cuantiosos errores defensivos de ambos equipos. Pero en el complemento la posesión y las jugadas de peligro fueron en su mayoría para el Taladro que con el pasar de los minutos se convirtió en dominador del juego. De hecho fue Mauricio Cuero, el delantero de la visita, la figura del encuentro. En el final el clima de disconformidad se hizo sentir en el Coloso que despidió al equipo con silbidos.

En los primeros 15 minutos del partido en el Coloso, Newell's y Banfield no se sacaron ventajas aunque el visitante manejó el balón y tuvo un poco más de profundidad. El rojinegro creó una buena chance consecuencia de una jugada individual de Scocco, que volvió a jugar desde el arranque después de la lesión, y terminó en foul. El tiro libre fue atajado por Bologna.

A pesar de que Banfield era más punzante, el que marcó fue Newell's con una interesante jugada colectiva que inició Pocrnjic. A los 25 minutos, el arquero la envió de aire hacia el medio, la tomó Scocco, Castro armó la jugada por derecho, desbordó y la tiró al centro del área donde ingresó Maxi Rodríguez por el medio y le pegó de primera para reventar la red del arquero Bologna.

El triunfo le duró sólo cinco minutos a la Lepra. A los 31 Mauricio Cuero marcó el empate con un golazo tras un error de la defensa leprosa que dejó escapar al delantero. Cuero se llevó la pelota durante 25 metros y llegó solo al arco para fusilar a Pocrnjic.

Lo que quedó del primer tiempo fue una sucesión de desinteligencias defensivas de ambos equipos que permitieron algunas posibilidades de aumentar el marcador pero el tiempo se escurrió y el empate selló la primera parte.

El complemento fue más trabado y también más errático. Si bien el equipo de Gallego tuvo la intención de presionar, la estrategia duró escasos minutos y fue Banfield el que monopolizó el balón y también el que tuvo más chances en los pies de Cuero que le ganó casi siempre a la defensa leprosa. El ingresado Viatri fue otro que trajo dolores de cabeza al fondo rojinegro.

Algunas escapadas en solitario de Scocco, algún intento de Castro y la Fiera se convirtieron en las escasas posibilidades ofensivas que intentó hilvanar la Lepra pero que ni siquiera provocaron un esfuerzo al arquero Bologna.

Pasados los 30 minutos del complemento el clima de tensión se sintió en el Coloso. El equipo de Gallego no pudo asociarse para atacar en bloque y volvió a caer en acciones individuales.

Como la semana pasada en la cancha de Argentinos, a poco del final los jugadores de Newell's parecieron reaccionar. A los 38 casi quiebra la abulia con una punzante sucesión de pases entre Maxi, Scocco y Castro pero el arquero salvo la ropa.  Al minuto Maxi se lo perdió solo y después fue Scocco el que desperdició un buen avance.

A los 42 el árbitro Delfino expulsó a Maxi Rodríguez. El capitán leproso convirtió una fuerta falta sin pelota que le significó una amarilla y se sumó a la primera amonestación que recibió en una inusual decisión del referí. Al llevar la cinta de capitán, la Fiera vio la amarilla porque Bernardello ingresó con un bebé al campo de juego, algo que está prohibido según indica el reglamento de AFA.

 En Newell's fueron amonestados Maxi Rodríguez, Hernán Bernardello, Coty Fernández. Luego la Fiera vio la roja.

El malestar se hizo sentir en el estadio Marcelo Bielsa. Los hinchas despidieron al equipo con silbidos, mientras el entrenador se retiró declarando a la televisión que "Newell's mereció ganar". 

La Lepra acumuló una nueva frustración, no mostró mejoría en el juego, sumó tres de los últimos 15. Se adivina una semana de tensiones en el mundo rojinegro que el domingo que viene visita a Boca en la antesala del receso por la Copa América.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS