Ovación

Newell's se trajo un punto ante San Lorenzo que le sienta bien

En un partido parejo y con dominio cambiante, en el que estuvo más cerca de perderlo que de ganarlo, la lepra igualó 0-0 ante el Ciclón.

Sábado 19 de Abril de 2014

Newell's sigue sin poder recuperar su identidad futbolística. Pero al menos esta noche ante San Lorenzo se trajo un punto que le sienta bien (0-0), pese a que no le alcanzó para revertir la pálida imagen de los últimos partidos. Es cierto que el empate no le cayó mal a la lepra teniendo en cuenta que jugó con un equipo emparchado por las ausencias, pero no es menos cierto que lo hizo ante un San Lorenzo apagado y con varios suplentes. 
 
Entonces entre los dos armaron un partido en el qe por momentos insinuaron mucho más de lo que concretaron, más allá de la búsqueda constante de los dos por el arco contrario. Una búsqueda que, no obstante, tuvo más que ver con la necesidad que con el buen juego. 
 
En ese marco, San Lorenzo terminó sacando un cuerpo de ventaja, puesto que cuando presionó y apretó un poco más el acelerador puso en serio apuro el arco del Patón Guzmán, que debió intervenir en varias ocasiones para evitar la caída del arco leproso. Especialmente en el final de la primera etapa y en varios pasajes del segundo cuando el Ciclón le tiró todo lo que tenía sobre el área leprosa, y se encontró con la humanidad del Patón y con su propia impericia para definir algunas de las situaciones que tuvo. 
Como cuando a los 12' del complemento Villalba dejó en el camino a Guzmán, pero Cáceres cerró justo; o tres minutos más tarde cuando Matos le dio un mal pase a Piatti y le dio tiempo al Patón para que se recupere y evitar el gol; o un tremendo derechazo de Matos que el arquero mandó al córner en una atajada notable. O en un cabezazo de Correa que encontró al Patón bien parado en el medio del arco. 
 
Mientras que Newell's intentó, y por momentos lo logró, manejar el desarrollo del encuentro, algo que sólo consiguió en pasajes del primer tiempo, cuando entre Ever Benga y Víctor Figueroa se convirtieron en la usina generadora de fútbol de los rojinegros, que como siempre apelaban a su paciencia y orden para manejar el balón, pero que carecieron de profundidad para lastimar al seguro Alvarez, que casi cae ante un cabezazo de Alexis Castro en el inicio del partido en una de las jugadas más claras que tuvo el equipo dirigido por Lunari. O en un cabezazo del paraguayo Cáceres, en el arranque del complemento, que Alvarez mandó de manera espectacular al córner. Y un tiro libre de Banega, cuando se moría el partido, que se fue cerca. Poco, tanto sea por efectividad como por peso específico. 
 
Así, Newell's cerró un partido en el que lo sufrió más de lo que lo jugó, pero que sin embargo le permitió traerse un punto que no le cayó nada mal de acuerdo al trámite, más allá de que sigue lejos de su mejor versión y de poder revertir la pálida imagen de los últimos partidos. 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario